publicidad
Bienestar

Manual del buen dormir

Si te cuesta conciliar el sueño o te sientes cansada a pesar de haber dormido, necesitas asumir mejores hábitos a la hora de acostarte.
123RF
Manual del buen dormir
Por: Redacción ALO.co

Dormir bien es uno de los pilares de la salud. Prueba de ello es que después de una mala noche de sueño, las tareas más sencillas y cotidianas se convierten en todo un desafío. Por eso, te compartimos algunas claves para que nada te robe el sueño.
 

1. Conoce los trastornos más comunes

De acuerdo con una encuesta de Royal Philips, que se aplicó a 15.000 personas de 13 países y se publicó el pasado mes de marzo, el 75 por ciento de los participantes padece algún trastorno del sueño. Por esta razón, es importante que sepas cuáles son los más frecuentes y si alguno podría estar afectándote. 
 
Mariana Saltos, somnóloga de la clínica Somnomédica, señala que la alteración más común es el insomnio, particularmente el de conciliación, por el cual “un paciente tarda en quedarse dormido y eso reduce su tiempo total de descanso”, explica.
 
El segundo lugar lo ocupan los trastornos respiratorios, principalmente la apnea obstructiva del sueño. Según Saltos, quienes sufren esta patología suelen roncar y tienen pausas respiratorias mientras duermen, por lo tanto, tienen un descanso fragmentado y no reparador.
 
Y en tercer lugar está el síndrome de piernas inquietas, que se caracteriza por  “un hormigueo o una molestia en las piernas, que solo se mejora con el movimiento”, lo cual altera la continuidad del sueño, indica la neuróloga Karem Parejo, presidenta de la Asociación Colombiana de Medicina del Sueño. Vea También: Duerme, duerme profundamente. 

 2. Analiza tus síntomas y consulta pronto

Si sufres de insomnio crónico o si tu capacidad para dormir se ve afectada durante varias semanas, es primordial que consultes con un médico. Así lo afirma la somnóloga Mariana Saltos, quien advierte que una persona puede llegar a acostumbrarse al trastorno y a un bajo rendimiento en sus actividades cotidianas. “Esto permite que el problema empeore, y cuando pueda diagnosticarse, seguramente estará en un estado crónico y las consecuencias fisiológicas serán mucho más graves”, añade.  Vea También: Maticas que ayudan a conciliar el sueño.

3. Cambia tus hábitos
 

Los trastornos del sueño no son los únicos enemigos del descanso. A la hora de dormir, los hábitos tienen un rol fundamental, razón por la cual las expertas Mariana Saltos y Karem Parejo te dan estas recomendaciones para mejorar tu higiene del sueño:
 
*Levántate siempre a la misma hora, ya que tu reloj biológico se fija de acuerdo con la hora en la que te despiertas. Los domingos se vale hacer excepciones, pero no corras tu horario más de dos horas.

 
*Asegúrate de que tu cena sea liviana y de que pasen por lo menos dos horas antes de acostarte. Esta ventana de tiempo te permitirá digerir mejor la comida y dormir plácidamente.

 

 
*No lleves tus preocupaciones a la cama. La angustia, las emociones fuertes y el estrés excesivo evitarán que te quedes dormida rápidamente.
 
*Despídete de todos tus dispositivos electrónicos una hora antes de irte a la cama. Su estímulo lumínico afecta la producción de melatonina, la hormona que regula los ciclos de sueño y vigilia.
 
*Ejercítate durante la mañana. Esta actividad es estimulante y produce endorfinas y cortisol, por lo tanto, si lo practicas en la noche, es probable que no logres entrar en las fases profundas de sueño.
 
 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad