publicidad
Bienestar

Adriana Venegas Mórtigo, promotora de la belleza femenina

Disciplina, rigurosidad y profesionalismo son tres adjetivos que definen muy bien a esta bogotana especialista en medicina estética y láser de la Universidad del Rosario. La médica cirujana respondió las inquietudes de nuestras lectoras sobre la Criolipólisis.
Filiberto Pinzón
Adriana Venegas Mórtiga, la doctora
Por: Lessly Alfonso Trujillo

Médica cirujana, especialista en medicina estética y láser. Sus 15 años de experiencia, trabajando con alma y corazón, corroboran la misión que se trazó cuando decidió dedicarse a esta área: contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas. “Mi motivación siempre fue mejorar la autoestima de la gente, embelleciendo su imagen y afianzando la confianza en sí mismos. Para mí, mis pacientes no son una caja registradora a quienes se les ofrece miles de cosas para ver qué compran. No. Yo lo que busco es crear relaciones estables que me permitan acompañarlos en todas las etapas de sus vidas”, revela.

Todos los días regresa a casa con la satisfacción del deber cumplido. Su sueño a mediano plazo es convertirse en un referente en el campo de la medicina estética: “Deseo ampliar el portafolio de tratamientos para ofrecer mayores alternativas. Además, quiero crear una fundación que me permita tratar a pacientes de bajos recursos”, confiesa.

En unos meses iré al altar. Quiero ponerle fin a unos gorditos que tengo en el estómago y en la espalda, pero no quiero nada invasivo. ¿Qué me recomiendan? 
Existen múltiples técnicas para la reducción de adiposidad localizada, pero si son adiposidades muy puntuales como las que mencionas, la Criolipólisis es una excelente alternativa no invasiva con resultados a largo plazo. Es importante que asistas a una valoración para realizar una adipometría (medición que permite establecer el grosor de los pliegues grasos) y determinar cuántas sesiones requieres.

Siempre he tenido problemas con mis piernas porque tengo mucha celulitis. ¿La Criolipólisis me funcionaría?
No es la primera opción para tratar este problema. Sin embargo, en pacientes con adiposidades marcadas en extremidades y con mayor afección puntual de celulitis sería una excelente alternativa para atenuar su aspecto. Consiste en la aplicación de frío controlado por medio de un equipo biomédico (a una temperatura entre -7 y -8 grados) en adiposidades que ceden difícilmente a dieta y ejercicio. ¿Qué hace? Induce a un porcentaje de células grasas a entrar en apoptosis celular, destruyéndolas y generando una disminución de su tamaño.

Quiero reducir medidas, especialmente en abdomen y brazos. Pero me da miedo que el procedimiento o la recuperación sea muy doloroso...
Tranquila. Este método no genera incapacidad y no requiere cuidados posteriores, excepto si se llega a presentar un morado (equimosis). En ese caso, la recomendación es evitar exponerlo a la radiación solar. El dolor no es intenso, depende del umbral de cada persona, y se puede retornar a las actividades de manera inmediata. 

www.adrianavenegas.com
Instagram: @avenegasmd

Comparte este artículo

publicidad
publicidad