publicidad
Bienestar

Edúcalos con responsabilidad

Mamá, ¿de dónde vienen los niños? ¿qué es un condón? son preguntas que pueden ponernos en una situación incómoda. el amor, el respeto y una buena comunicación son la clave para guiarlos en su educación sexual.
Edúcalos con responsabilidad
Por: Cristina Morales

De acuerdo con cifras de la OrganizaciónPlannedParenthood FederationofAmerica,el74por ciento de los padres habla con sus hijos sobre cómo decir no a las relaciones sexuales, y un 60 por ciento conversa sobre la importancia de los anticonceptivos. Sin embargo, y por más que la sociedad ha cambiado y cada vez tengamos más herramientas para hablarles de sexo a nuestros hijos, para algunos padres sigue siendo una tarea compleja. Por eso, con la ayuda de la psicóloga Claudia Jiménez Chacón, queremos darte algunas pautas para que esa tarea tannecesaria se convierta en un espacio para enseñar y compartir con tus hijo. (Vea también: Educa a tus hijos para que sean felices)

  • Una sexualidad sana comienza con el amor por ti mismo, por esto: el amor, el respeto, la calidad de tiempo y tu ejemplo son la base del desarrollo de la sexualidad y de una comunicación pertinente, respecto a temas específicos, incluso desde el vientre.

  • Es fundamental construir vínculos fuertes, confianza y habilidades de comunicación adecuadas, que les permitan contar con un contexto de confianza para hablar de cualquier tema.

  • Olvídate de concebir la¿ sexualidad desde el tabú y el misterio. En la medida en que la veas y la entiendas con naturalidad, así se la enseñarás a tus hijos.

  • No es correcto pensar que solo cuando los hijos llegan a la adolescencia es el momento de hablar sobre sexo con ellos. Una vida sexual sana y responsable se construye con el desarrollo adecuado de valores y sentido de la responsabilidad que se aprende desde que empezamos a tener contacto con el mundo exterior.

Aprendizaje por etapas
Dependiendo de la edad en que estén tus hijos, hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Profamilia, entidad privada sin ánimo de lucro especializada en salud sexual y salud reproductiva, enseña:

Empieza la curiosidad (de los 0 a los 5 años)
Es una etapa de exploración, el niño o la niña se toca los genitales mientras le cambian el pañal o mientras camina. Es normal, incluso los niños hasta tienen erecciones. Permíteles que conozcan su cuerpo y háblales con los nombres reales de las partes del cuerpo.

Se vuelven conscientes (de los 6 a los 9 años)
Comienzan a contar las cosas que les pasan en el colegio. Escúchalos, reflexiona con ellos y pregúntales qué piensan.

Cambios y más cambios (de los 10 a los 13 años)
Las niñas empiezan la pubertad y aparecen transformaciones físicas y psicológicas propias de la adolescencia; cerciórate de que reciban información confiable.

Cuando ya son grandes (de los 13 en adelante)
Tus hijos entienden más, preguntan más y reciben más información. Por ello es tan importante que como padre estés preparado y tengas siempre una respuesta a sus interrogantes. 

 



Comparte este artículo

publicidad
publicidad