publicidad
Bienestar

Mujeres en busca del equilibrio

Son madres, jefas de hogar, mujeres de negocios y amas de casa. Todo implica un duro trabajo. La gran mayoría debe dividir su tiempo entre lo laboral y lo familiar y algunas lo consiguen... pero con muchísimo esfuerzo.
Agencia 123 rf Mujeres en busca del equilibrio
Por:
Elba Alicia, mujer esbelta y elegante, es técnica agropecuaria y madre de 4 hijos varones. Está al frente de LagGourmett, un negocio familiar de salsas y mermeladas fundado en el 2008. La idea surgió porque la familia dispone de un rancho donde cultivan legumbres y forrajes para darle valor agregado al producto.   Arrancó el proyecto elaborando conservas gourmet para regalos y consumo familiar. Pronto empezó a crecer a nivel comercial y se unieron sus hijos al negocio. LagGourmett comenzó con una inversión personal, pero hace poco consiguieron un crédito de un banco para seguir creciendo.  
 
 

Mujeres satisfechas 
  A la pregunta de si le resulta difícil compaginar la vida familiar con el trabajo, Elba responde que “no demasiado. A veces sí se complica por la confianza, pero hasta ahora lo hemos superado todo y gracias a Dios nos mantenemos muy unidos como familia”. Ella está satisfecha con su vida, los logros alcanzados y con sus hijos, pero es consciente de que una gran mayoría de mujeres en el país son cabeza de familia y falta mucho apoyo y capacitación para que ellas y sus seres queridos “gocen de una vida digna”, dice. Además, también dedica un poco de su tiempo a una organización que brinda atención a madres adolescentes y niños. Una labor altruista a la que también se dedica Juliana Aparicio, jubilada, divorciada y madre de una hija.  “Hace seis años, en mi congregación religiosa me invitaron a participar en un viaje misionero de ayuda social para alfabetizar, y me llamó especialmente la atención la ayuda a mujeres”, comenta Juliana. Aparicio se siente plenamente realizada y orgullosa de su hija, pero reconoce que la mayoría de mujeres no tienen el apoyo suficiente. “Queda muchísimo por hacer”, concluye.      

Madres soltera
Para Diana Rosas Castro, licenciada en Lengua y Literatura Hispanoamericana, de 37 años, la vida no le ha resultado nada fácil. A los 27 tuvo a su único hijo convirtiéndose así en madre soltera. “Ser madre ha sido para mí la labor más difícil, es más, la única difícil que he conocido. Mi profesión es celosa y la dejé de lado pensando que la infancia de Verik requería  mi total atención”, relata Diana. Aunque hoy trabaja como profesora de Literatura, asegura que “compaginar ambas labores es algo que siempre está inconcluso. Lo ideal es dedicarte a formar a esa persona (su hijo) nada más, pero no siempre se puede. Yo, por ejemplo, no me veo solo siendo madre; necesito el espacio de formación. No nací para ser solo madre; necesito los libros, la creatividad o simplemente un espacio propio”. Según las estadísticas oficiales, en Colombia hay más de 1.3 millones de madres solteras. Estas tienen que asegurarse un horario flexible y un lugar seguro para dejar a sus hijos mientras trabajan.      

via GIPHY
 

Desmachizar' la sociedad
  La escritora y periodista española Maruja Torres, gran conocedora de la realidad latinoamericana, afirmó a Efe que, a pesar de los avances, “todo es más difícil para las mujeres y seguirá siéndolo mientras no se 'desmachice' la sociedad, mientras el patriarcado siga imperando. Esto lleva décadas así”. Según Torres, en América Latina las mujeres están en la etapa en que no se les permite compaginar la vida familiar con una plena realización personal, que incluye un trabajo de acuerdo con su nivel de estudios. Coincide con ella la especialista en género Daniela Villegas, que a la pregunta de ¿cómo conciliar la vida profesional con la vida familiar y el cuidado de los hijos en una sociedad como la actual?, responde: “La constante presión social a la que se ven sujetas las mujeres para convertirse en madres, como parte esencial de su conformación para realizarse plenamente, genera muchas veces malestares y opresión ante una visión esencialista de la maternidad, hecho que debe ser transformado”.    

via GIPHY
 

Mucho más apoyo  
  Villegas insta a las autoridades a que brinden apoyo a las mujeres que deciden tener hijos y a la vez continuar con sus labores profesionales, desde la misma reconfiguración de las responsabilidades en el cuidado de los hijos, en “las que los padres también deben participar activamente desde el mismo momento de la baja maternal, de la que no solamente sea beneficiaria la mujer, sino también él”. Un tipo de ayuda pasaría, según la experta, por tener guarderías que se ajusten a los horarios de los padres y que puedan ser proveídos por los espacios de trabajo con el objetivo de poder conciliar el trabajo y las responsabilidades familiares de ser madre y padre, en el caso de ser una pareja heterosexual, o madre-madre, padre-padre. En conclusión, la especialista en Estudios de la Mujer opina que las mujeres necesitan luchar desde las mismas instituciones escolares, laborales, familiares, etc. Así, añade, “podrán desarrollarse plenamente en las actividades profesionales que hayan decidido escoger y, a la par, compaginar el ser madres por propia decisión”. O como afirma la periodista Maruja Torres: “La respuesta es no dormirse y seguir luchando. Nada se nos dará nunca gratis, y ni siquiera lo que arrancamos con los dientes dura demasiado”  

Comparte este artículo

publicidad
publicidad