publicidad
Cultura y Opinión

Sexo en pareja / Poncho Rentería

Las puritanas mujeres, en un 65 por ciento dijeron que de solteras el sexo lo gozaban más porque era
Hernán Puentes Sexo en pareja / Poncho Rentería
Por: Poncho Rentería

Preza sexual y matrimonio: Jaime Sánchez Cristo, otro de los hijos del célebre Julio E. Sánchez Vanegas, dirige un delicioso programa radial en el dial 94.9 FM y de nada por la cuña. Es un espacio atrevidísimo, digamos para mujeres mayores de 25 años. Allí debatieron hace noches una encuesta caliente. ¿Al casarse le cambió su vida sexual? Los resultados muestran que el 70 por ciento de los hombres dice que sí… que antes de vivir en pareja la pasaban mejor y al sexo le metían whisky y los encantos del motel. Se quejan de que sus amigos solteros la pasan sabroso porque pican allí y allá. Ellas, las puritanas mujeres, en un 65 por ciento dijeron que de solteras el sexo lo gozaban más porque era la conquista, el atrevimiento, los espejos, los juguetes sexuales y la locura que permite el motel. La mayoría de mujeres contestaron en la encuesta que ahora de casadas les da cierta mamera el sexo, que sacan la disculpa del dolor de cabeza porque su apetito sexual se les bajó. Lo que opinaron ellas sobre juguetes para la fiesta sexual me da pena contarlo, soy puritano y en asuntos de sexo cada día me da más pereza, como les pasa a ustedes. Muchas mujeres dijeron que les gustaría ver películas porno pero que les da pena decírselo al marido. ¿Ellas son puritanas sexuales? No opino.

Una atrevida aseñora:
Ya que atrás toqué el tema sexual, les recomiendo una novela sensacional, se titula La vida sexual de Catherine M, de editorial Anagrama. Su autora es una hermosa y cultísima señora de la alta burguesía parisina, Catherine Millet, de mucho peso intelectual en la Francia libertaria, la de Brigitte Bardot, Catherine Deneuve y Carla Bruni. Es una biografía atrevida. La ‘jailosa’ señora cuenta su desaforada vida sexual de soltera, se casó a los 39 años con un banquero. Ella hace memoria de sus 12 amantes… Aplaudamos al marido, que le dio toda la libertad para que contara sus historias de cama.

Ana Clara y María Ochoa: En su finca de Tabio ellas dos reunieron en un cumpleaños a 33 mujeres y 25 hombres. Asistieron la actriz y Miss Colombia Taliana Vargas; Carmenza Gómez, ilustre dama cartagenera; Claudia Triana de Vargas, papisa y motor del cine colombiano, al que puso a ganar millones y disparó en taquilla. Vi a Munir Falah, presidente de Cine Colombia, y a Margarita Rosa de Francisco, siempre suave. Vi a María Clara Quintero, a Lula Arango y Lula Ochoa; a la directora de El País, la guapa María Elvira Domínguez Lloreda, mi jefe, yo escribo hace 20 años en su periódico. Vi a Guiomar Jaramillo y al divertido turco Alí Humar.
Mucha actriz, mucho poder femenino, ambiente alegre y un menú delicioso. Clara María Ochoa y Ana Piñeres son socias en una empresa de cine y series televisivas, CMO Producciones. Juegan en las grandes ligas por sus taquillas millonarias. Produjeron La guaca y hoy andan vanidosas porque de ellas es la producción de La Ronca de Oro, el gran éxito televisivo de Caracol TV. Motivo del fiestón: Clara María cumplió 60 años y está bella, canosa y deliciosa. Bravo por Ana Piñeres, que montó la fiesta.

La linea gay gana poder: Gran avance electoral, gran fuerza política consiguió en las elecciones la línea gay en sus variantes femenina y masculina. En el Senado y la Cámara tendrán poder para sacar adelante proyectos sociales, derechos políticos avanzados, el derecho a casarse y tener herencias. Pusieron más de 300.000 votos y les felicito. Punto. Salvo Basile es el representante del presidente Santos en la Junta Nacional de cine. Y por eso dirigió con éxito el reciente Festival de Cartagena, que es prestigioso y buen gancho para Colombia. Enhorabuena, Salvo campeón. Punto.

Conejazo a mis negras: Lo más rico que puede pasarle a uno en Bogotá es encontrarse en Salomé con una mujer negra de risa bella y rico ‘tumbao’ caminando. Son miles las mujeres de las negritudes viviendo en la capital, aquí cantan su folclor. Estafaron a las negritudes: una avispada señora de Cartagena y su socio, un señor Orozco, ambos mestizos sin saber nada de negritudes. Lo protestó mi amigo Bruno Díaz, exconcejal de Bogotá, gran músico y actor. Sigue mi espacio de Buenas-Buenas en Caracol Televisión, en Día a día. Allí me da línea y dirige Juan Ignacio Velásquez, lúcido cerebro del entretenimiento televisivo. Punto. ALÓ crece circulando, es un banquete en las manos femeninas.

Comparte este artículo

publicidad
publicidad