publicidad
Cultura y Opinión

Carolina Cruz: ¡Mente y espíritu en forma!

Quiero hablarles sobre cómo tener en equilibrio cuerpo y mente. Claro que es importante propender por una figura tonificada y saludable, pero considero que más allá de la parte física, es importante aprender a cultivar el interior.
Hernán Puentes
Carolina Cruz: ¡Mente y espíritu en forma!
Por: Carolina Cruz- Columnista

Hola mis mujeres ALÓ. Qué maravilla volver a encontrarnos en este espacio lleno de amor. En esta edición que tiene como premisa las vacaciones, quiero hablarles sobre cómo tener en equilibrio cuerpo y mente. Claro que es importante propender por una figura tonificada y saludable, pero considero que más allá de la parte física, es importante aprender a cultivar el interior. No soy la más experta en el tema, pero me he rodeado de personas maravillosas que me han enseñado a nivelar mi espíritu en momentos trascendentales en mi vida.

Una de ellas es Claudia Roldán, experta en feng shui. Una mujer con una personalidad y un aura increíbles que desde hace más de 19 años se encarga de nivelar mis energías. Esto no solo se trata, como dicen por ahí, ‘de poner la casa patas arriba’; se trata de entender que todos los años la energía se transforma y que es necesario realizar algunos cambios para ayudarla a fluir. (Vea también: Conformar una familia ha sido mi mejor decisión" por Carolina Cruz).
 

Hace varios años conozco a Gonzalo Gallo, a quien adoro con todo mi corazón y por quien he podido entender el porqué de muchas situaciones complejas que he vivido. Admiro su amor y entrega a Dios y su capacidad para empaparnos de Él. En esos momentos de confusión, por los que seguramente tú también has pasado, siempre me refugio en mi psicóloga de cabecera, Ana Milena Trujillo, quien me ha enseñado a conocerme, a valorarme y finalmente a superar pruebas y situaciones que me han llevado a tomar decisiones difíciles, pero necesarias.

En cuanto a las actividades que me liberan, me gusta mucho leer. Me considero una persona muy positiva y difícilmente algo me hace caer sin la posibilidad de volver a levantarme. Nunca imaginé que fuera capaz de lograr tantas cosas y de alejarme de mi ego para perdonar y seguir adelante. Me encanta dedicar tiempo a la lectura. Hay textos como Gratitud, de Louise L. Hay, y El monje que vendió su ferrari, de Robin S. Sharma, que son como biblias en mi vida. (Vea también: "Este mundo está hecho para vencedoras como ustedes" por Carolina Cruz).

 

Así como tú, yo también he pasado por circunstancias difíciles. He logrado hacer procesos de sanación gracias a Dios. Él es mi guía, el que me lleva de la mano y me muestra el camino. Sin Él nada sería posible. Soy devota de la Virgen de Guadalupe y desde el día en que nació mi hijo prometí hacerle el rosario todos los días. Así que, por más cansada que esté, siempre saco 20 minutos diarios para rezarle y agradecerle por todo lo que me da. (Vea también: El fénomeno de éxito llamado Carolina Cruz).


"Aprende a escuchar y a agradecer".

Me relaja pintar mandalas, disfrutar a mis sobrinos, hablar y desahogarme con mis amigas, viajar... Pero lo que más me hace olvidar cualquier situación es mi regalo del cielo: Matías. Él es mi todo, mi fortaleza y es por él que todo vale la pena. Así que, querida lectora ALÓ, ¡arriba ese ánimo! Te invito a buscar una actividad que te ayude a equilibrar mente y espíritu: ya sea leer, caminar, pintar... No olvides agradecer por todo, hasta por lo complejo. La palabra ‘gracias’ tiene un poder inexplicable; usémosla más. ¡Las quiero! (Vea también: Moda + Viajes: Dos temas que me encantan).

Comparte este artículo

publicidad
publicidad