publicidad
Cultura y Opinión

El tabú de la homosexualidad en Colombia

El Vaticano desafía a la Iglesia Católica a desarrollar su posición sobre los homosexuales, pero en
El tabú de la homosexualidad en Colombia
Por: María Fernanda Tafurt M.

El Vaticano planteó un cambio de actitud hacia los homosexuales en el último documento revelado, tras una semana de la asamblea sobre la familia. Las discusiones de 200 obispos condujeron a que la iglesia calificara como un desafío educativo el desarrollo de su posición sobre los homosexuales.

De acuerdo al documento, la Iglesia debe encontrar "un espacio fraternal" para los homosexuales sin comprometer la doctrina católica sobre la familia y el matrimonio. Aunque el texto no señala ningún cambio en la oposición al matrimonio o a las tendencias homosexuales, tiene un lenguaje compasivo y menos severo, comparado con los documentos pasados.

Muchos obispos y sacerdotes se pronunciaron al respecto y pidieron "prudencia" para que no se dé la impresión de que la Iglesia católica ve como algo positivo la orientación homosexual y las convivencias. Sin embargo, en muchos países estos conceptos son aceptados con mucha facilidad, en Colombia existen diferentes factores que impiden que estas ideas propuestas por el Vaticano sean aceptadas.

Para David Alonso, consejero consultivo de la política pública LGBTI de Bogotá, no es que no se acepten las ideas dentro de la sociedad colombiana, el problema está en que las estructuras educativas y religiosas se esfuerzan para que la sociedad no avance en cuanto al matrimonio y a la garantía plena de los derechos de esta comunidad.

“Existe un desconocimiento, pero más allá de ignorancia tiene que ver con existencia de mitos. Se perpetúan muchos estigmas y prejuicios que no permiten el diálogo social amplio”, asegura David. “Los derechos humanos y el acceso a las garantías de los derechos no debe ser tema de debate”.

El sacerdote Euclides Eslava, profesor de Teología asegura que “la posición de la Iglesia es de respeto a las personas, pero también existe una doctrina que no se puede cambiar”. En Colombia, los temas relacionados con la comunidad homosexual cada vez tienen más protagonismo. “Ya se esta hablando abiertamente, hay un influjo a la cultura y siempre se mueve la llamada a vivir las normas morales”.

Pero, ¿qué es en realidad lo que impide que en Colombia se acepten estos temas?. Para David “la ausencia de ponerse en capacidad de otro y reconocerlo como igual dentro de unas diferencias es el problema. Reconocer que otro, independientemente te de su forma de amar o vestir, es persona y puede aportar a sociedad”.

El cambio de pensamiento y la aceptación de estas ideas tienen un proceso. “La sociedad esta en cambio, las estructuras jerárquicas deben reconocer la realidad para darle legitimidad al discurso y poder transformar la forma de pensar”, asegura David. Por su parte el pastor Euclides concluye que “para toda persona hay comprensión y perdón, y como parte de los errores la Iglesia debe identificar lo que esta bien o esta mal, es así como los mandamientos no se deben cambiar”.

Comparte este artículo

publicidad
publicidad