publicidad
Entretenimiento

La nueva vida de Isa Estrada

Aunque lo suyo siempre fue el deporte, por ser voleibolista profesional, luego el modelaje, los reinados y la actuación, decidió no hacerle más caso a su “voz crítica interior” y se lanzó a escribir, a prepararse y a trabajar en su alma.
Giorgio del Vecchio
La nueva vida de Isa Estrada
Por: Sandra Paola Real

El talento actoral de Isabel Cristina Estrada, su dulzura, buena onda y su disciplina férrea parecen ser el origen de su magnetismo. Sentadas en un restaurante de comida sana y con un bol de avena caliente al frente, a Isa Estrada se le ve contenta y orgullosa al hablar de su nueva faceta como entrenadora personal, coach de running, escritora, influenciadora de vida sana, esposa y ama de casa. Luego de años ejerciendo como actriz y ante la complicada crisis televisiva del país, decidió dar un paso al costado, sin retirarse del todo, para ver de qué más se trataba la vida, y sin tener el panorama del todo claro, dejó que sus anhelos hablaran a través del deporte, la meditación, la espiritualidad, y de paso encontró el camino hacia un nuevo estado de realización.A esta mujer con vejez espiritual, la de alguien que empezó a meditar con tan solo 13 años, le llegó el turno de escribir sus propios diálogos y de definir el espíritu de esta nueva aventura.


 

Llevas un tiempo ya trabajando en tu espiritualidad...
Sí; empecé a meditar cuando tenía 13 años, guiada por una de mis hermanas que me enseñó cómo hacerlo. Dejé de hacerlo por un tiempo y hace unos años volví a reconectarme con este tema y siento que es una terapia que me ayuda a tranquilizar mis pensamientos, a tener más consciencia y a observar de manera distinta las cosas y a no sesgarme a mi juicio… Me ha ayudado a sanarme.
¿Cómo ha sido esta sanación?
Meditar me ha ayudado a entender que nada está bien ni mal, simplemente está. Te ayuda a evitar el juicio y a ser. He hecho varios cursos de meditación trascendental y tibetana, también tomo unos talleres personalizados que me han llevado a conectarme de una forma muy linda con mi esencia y es el alimento que me ayuda a estar ecuánime en el día. Lo hago religiosamente a las 5 de la mañana.

¿Esta herramienta te ayudó también a superar tu divorcio?
En un momento muy duro de mi vida, como fue la separación –algo que han vivido muchas personas, porque no soy ni la primera ni la última que lo ha hecho–, lo mejor que hice fue pensar en mí y en cómo podía sentirme cómoda, y la pregunta siempre era esa porque tenía que concentrarme en mí en ese momento, y aunque algunos me decían que era egoísta, me funcionó porque así logré reconstruirme y desprenderme de algo muy importante, como fue mi expareja en algún momento.
¿La pasaste muy mal?
Yo creo que el proceso fue muy duro, me dolió, pero también fue superbonito, porque a veces nos preocupamos mucho en el resultado de las cosas y solo pensamos en ese objetivo final y nos perdemos el proceso y vivir el momento a momento. Eso me ayudó a entender que no debía preocuparme por el pasado, por lo que fue y lo que viví con él, tampoco angustiarme por el futuro, y concentrarme en el presente.

Seguramente algunos de los que leen esta entrevista están pasando por una situación similar... ¿Qué más les aconsejas para salir adelante?
Mi terapia también fue correr. He venido entendiendo que pensar, sentir, decir y hacer son cuatro cosas que a veces miran para lados distintos. Por ejemplo, si yo sé que el brownie me sienta mal, para qué me lo como y me enfermo; mejor busco el reemplazo de ese sabor del chocolate y no me privo, y así no me niego a ver un abanico de posibilidades que pueden haber por ahí y que me hagan mucho bien.
¿A Lucas Arnau, tu exesposo, ya lo perdonaste?
Total. Honro mi pasado en todos los niveles, a mis exnovios, a mi exesposo, porque gracias a ellos hoy tengo un aprendizaje superbonito y gracias a ellos, mi presente también es muy bonito. Y no tengo que quitar fotos de mi Instagram o pedir que no me hablen de él; eso no va conmigo. Solo le pido a la vida que le vaya muy bien. Sentir esa tranquilidad lo vale todo y esa dicha la adquirí entendiendo que de pronto en ese momento no tuve las herramientas que hoy tengo para solucionar las cosas que vivimos, pero ya no me juzgo, ya no me doy latigazos, solo acepto lo que pasó, pues esos sentimientos de rabia solo le hacen daño a uno y no tiene sentido engancharse.

Hoy vives una relación muy linda, estás más divina que antes, te ves plena, tan feliz...
Estoy tan feliz, tan matada de la dicha, matada de la felicidad… Vivo muy feliz y estoy muy enamorada. Uno va entendiendo con los años, con la vida, con la experiencia, lo que uno quiere o no quiere, y hoy por hoy lo tengo muy claro y eso se da más fácil porque lo estás buscando, y en ese sentido así te llega una persona que tenga tu mismo nivel de consciencia, que busque lo mismo que tú, que le guste lo mismo que a ti...
¿Cómo es esa relación tan bonita?
Mi esposo es divino, es un ser humano espectacular, estoy muy feliz con él y estamos viviendo una etapa muy linda de la vida.

¿Se casaron muy pronto?
Sí, nos casamos muy rápido, duramos como un año de novios. Para mí, no es fácil hablar de esto, es más, es la primera vez que lo hago, porque con mi separación hubo muchas personas hablando, opinando y diciendo cosas que no eran, por eso esta nueva relación preferí guardarla para mí, no exponer lo que estaba viviendo y tomarnos este matrimonio solo para los dos, y llegamos a ese acuerdo con él.
¿Él te lo pidió?
Sí; él no es un tipo famoso, no está en el medio y me lo pidió así, por eso llegamos a ese acuerdo. Nuestra relación es solo para los dos, para nuestra familia, y ya. En redes sociales trato de ser muy hermética. Lo que hago es blindar mi matrimonio y a mi esposo, que no está acostumbrado a este boleo de redes, de fotos, etc., no le gusta, y es lo mejor que podemos hacer.

¿Ya quieren ser padres?
Sí, claro que sí; lo queremos, lo anhelamos. Quiero ser mamá. Solo fluyo con la vida y con lo que ella quiera para que yo pueda ser mamá. Vamos a ver cómo será esa manera, pero esperamos que llegue pronto ese momento. Me sueño con ser madre, esa sensación nunca se ha ido. Creo que he sido mamá de muchos proyectos, de mi libro, pero también quiero tener un bebé bien hermoso, bien divino. Será el bebé más planeado y buscado de todos.
Los cuarenta son los nuevos veinte. ¿Cómo asumes el tema de la edad y de llegar al cuarto piso?
En un año cumplo 40. La edad es un número. Lo importante es como uno se sienta, y quiero hacer ejercicio hasta que tenga 80. Quiero llegar altiva, enérgica y saludable a mi vejez y estoy trabajando para eso. Todo lo que hagas hoy en tu vida se va a ver reflejado en el futuro, y le estoy invirtiendo a eso. Seré una viejita feliz y corredora. Las mujeres debemos sentirnos orgullosas de la edad que tenemos y de las experiencias que hemos vivido. Hoy me siento como cuando tenía 25 años.

UNA MEGADEPORTISTA
¿Cómo proyectas este 2019?

Siento que se demoró en empezar, por lo menos a nivel laboral, para quienes trabajamos como independientes. Están pasando muchas cosas que nos están afectando a nivel político, social y económico, que de alguna manera nos están impactando, pero siento que hay una luz en el camino.
¿Extrañas las novelas?
Sí; recuerdo que terminaba una y enseguida empataba con otra. Extraño poder meterme en la piel de una mujer distinta tan seguido. Cuando hago un personaje es como reencontrarme conmigo misma, es conocer otro rol desde mi perspectiva. Siento que la industria sí se va a reactivar, pero nunca será lo mismo que antes.
¿Has visto la necesidad de reinventarte?
Por supuesto. Es una reinvención sobre una de las cosas que más me apasionan, que es la vida saludable. En mi canal de YouTube hablo de ejercicio, sobre cómo alimentarnos bien, cómo descansar, cómo es esa búsqueda del bienestar constante… Es muy gratificante poder compartir esto.

¿Cómo ha sido tu preparación como coach?
Me certifiqué como entrenadora de media maratón, maratón y trail running. Fue muy duro y difícil, me tocó estudiar muchísimo, presentar unos exámenes muy rigurosos. Me certifiqué también en entrenamiento personalizado, para entregar información en las asesorías y charlas que yo pueda dar, también me gradué en entrenamiento HIIT y estoy terminando un diplomado en entrenamiento específico, que me ayuda a tener muy claras las bases fundamentales de todo lo que tiene que ver con el entrenamiento.
Te vamos a volver a ver en TV...
Sí, grabé una miniserie, La vida del Charrito, y fue divina, no sabes cómo lo disfruté. También tengo por ahí una obra de teatro que después les contaré y una web serie también escrita que algún día quiero grabar, Ahora eres conferencista, escritora, entrenadora...
Creo que todos los seres humanos tenemos ese potencial y se llama actitud, y todo depende de la intención que les pongamos a las cosas. En este caso, la parte digital, mis charlas, mi libro, todo ha sido un engranaje para ampliar las cosas que yo hago, y es muy bonito porque uno tiene contacto con la gente por dónde sea.

¿Qué es lo más valioso de ese trabajo en redes sociales?
Lo más bonito es poder estar conectada con la gente. Por el interno me dicen unas cosas tan lindas que digo ‘¿qué es esto tan divino?, ¡de verdad, gracias!’. Siempre agradezco a Dios por esta oportunidad,
Y lo más complicado…
Aquellos que se esconden detrás de un perfil para insultar o decir cosas que no aportan o no son positivas. Eso me parece ‘superpeye’. También los hombres que se sobrepasan y te dicen cosas feas; no es chévere. Gracias a Dios no es que pase mucho, la mayoría de quienes me siguen son muy especiales y queridos. No he tenido muchos haters, no es una constante en mis redes sociales.
¿Sigues también trabajando con muchas marcas?
Una de las cosas más bonitas es encontrarse con marcas que se preocupan por el ser, no solamente por el hacer, y eso es Reebok. Me encontré con una firma que aparte de pensar en la comodidad a la hora de hacer ejercicio, se preocupa por hacerte sentir bien. De verdad que en estos siete años que llevo corriendo, encontré un calzado de una tecnología única que me ha ayudado a que no me lesione. 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad