publicidad
Entretenimiento

Jason Day, un talento que eclipsa

Jason Day (33) es el actor peruano que nos roba el sueño por estos días. Protagoniza ‘Jugar con fuego’, serie en la que también actúan Gaby Espino, Carlos Ponce y Margarita Rosa de Francisco. Hablamos con el galán latino del momento.
Jacques Ferrand
Un talento que eclipsa
Por: Sandra Paola Real

Jason Cuthbert Day del Solar nació en Lima el 8 de julio de 1985. Muchos piensan que es gringo por su nombre. Sin embargo, su madre reveló en una entrevista que lo llamó en inglés porque por el apellido “No se iba a llamar Jaime Day”. Pese a dejarnos sin aliento, pues es guapísimo, no se cree el cuento de ser una cara bonita y su éxito lo ha ganado a pulso y trabajando duro. Hace unos años viajó a Los Ángeles, ciudad donde se codeó con grandes actores y maestros, entre ellos, Tony Greco, del Actor’s Studio de Nueva York, y Deborah Aquila, del prestigioso Aquila Morong Studio. (Vea también: El desatape de María Magdalena).

Desde hace unos meses vive en Colombia, llegó al país para rodar Jugar con fuego, serie en la que también actúan la venezolana Gaby Espino, Carlos Ponce y Margarita Rosa de Francisco, y cuenta la historia de Fabrizio, un hombre atractivo y sensual que llega desde México a la vida de Camila y Martina, dos mujeres casadas y que además son muy buenas amigas. La serie, grabada en su totalidad en la zona cafetera, está basada en la miniserie brasileña Amores robados, de Globo, que protagonizaron en el 2015 Murilo Benicio y Cauã Raymond, y es una producción de Telemundo International Studios y Rede Globo que Netflix emite ahora en su plataforma. (Vea también: El éxito rotundo de Fat Pandora).

¿Cómo resumes tu recorrido de más de diez años en el mundo de la televisión, las series y el cine?
La imagen que mejor describeeste recorrido largo e incierto, aunque demucha satisfacción, es la de un maratón. Empecé muy chico con el deseo incontenible de hacercine, de contar historias, de ponermi aparato emocional al servicio de otros. Mi primer contrato lo firmé a los 15 años y, aunque la película finalmente no se rodó,fue una de las experiencias más poderosas demi vida, pues me dio luces sobre el hecho de que ser actor no era imposible. Mi primera experiencia en el cine fue a los 17 y la recuerdo como si fuera ayer...

¿Como fue darle vida a este personaje al lado de Margarita Rosa de Francisco?
Ella es indescriptible. Su disponibilidad como actriz es algo que yo no había experimentado antes;tenerla como compañera en una escena es fuente permanente de inspiración. Y me da la impresión de que ella no acaba de creérselo, lo que la hace más auténtica y encantadora. Por otro lado,creo que Fabrizio y Martina en escena, juntos,son fascinantes porque se guardan más de lo que se dicen; y sienten más de lo que quisieran sentir. (Vea también: Taliana Vargas se estrena como mamá).

¿Te gozaste tu rol en la serie? 
Fabrizio es como el cowboy que llega al pueblo y produce un estallido de circunstancias impredecibles. Desde ahí es que, para las miradas extrañadas de mis productores, yo insista en que esto, en el fondo, es un western antes que un thriller de seducción. Por otro lado, yo como actor tuve el honor inmenso de interpretar al personaje que hace las veces de eje de esta historia y por eso tuve que dedicarme con la mayor seriedad y responsabilidad para intentar cumplir con el reto.

¿Qué fue lo más complicado de meterte en la piel de este personaje y qué fue lo más gratificante?
El mayor reto para mí fue tener el recuerdo permanente del gran trabajo queCauãReymond hizo en Amores Robados,miniserie de Rede Globo en la que Jugar con fuego está basada. Y aunque me propuse llevar mi personaje en una dirección absolutamente propia, quise hacerlo honrando lo que él y Jose Luiz Villamarim, director de Amores Robados, hicieron, porque fue fascinante. Lo más gratificante fue, a lo largo del rodaje, ver a mis directores satisfechos toma por toma. Ellos son mis jefes, a ellos les debía mi mayor entrega.

¿Qué proyectos vienen en camino y cómo visualizas tu futuro en la televisión y en el cine latinoamericanos?
Quisiera seguir caminando en busca de personajes, historias y directores que me supongan un reto y un placer. No es fácil enLatinoamérica. Las oportunidades disponibles son pocas y actores capaces hay muchos. Pero las cosas llegan en el momento y de la manera como deben llegar. Le tengo fe a lo que hago.

También has sido director de cortometrajes con tul abor en ‘La revelación’, con el que llegaste al Festival de Cannes. ¿Qué otros proyectos en el cine tienes entre manos?
En este momento, me encuentro en el proceso de escritura de un largometraje basado precisamente en La revelación. Es una coescritura con un escritor argentino en cuyo estiloe inteligencia confío.Tardaré los años que sean necesarios, peroc reo que ahí hay una historia que contar en cine. (Vea también: Karin, Santiago y Thiago esperan emocionados a Lucca).

Eres columnista ysabemos que te gusta escribir. ¿Tienes el proyecto de lanzar un libro?
Fui columnista durante algunos años. Viví durante mucho tiempo con mucha ansiedad por la posibilidad de que mi país, huérfano de instituciones, volviera a los tiempos del autoritarismo. Mi
columna era una trinchera desde donde a veces expresaba mis sentires y a veces intentaba canalizar opiniones. Al cabo de un tiempo noté que mi mayor aporte a mi país no está ahí,sino siendo lo más comprometido posible con mi carrera, enseñando con el ejemplo del esfuerzo y el amor por lo que hago, desde la decencia y la empatía.

Hace un tiempo se rumoró sobre la posibilidad de volver a hacer ‘El capo’. ¿Te le medirías al reto de volver a participar en esta saga?
Yo estaré siempre muy interesado en volver a trabajar en Colombia, un país de gentes que ponen el alma a lo que hacen y lo hacen bien.


 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad