publicidad
Entretenimiento

“Estoy sana y me quiero volver a enamorar”, Lorena Meritano

Tras visitar por séptima vez el quirófano para reconstruir sus pezones, la argentina dice vivir un día a la vez. Regresa a Colombia a rodar una cinta y quiere volver a creer en el amor. ¡Exclusiva ALÓ!
Flor Jacobs “Estoy sana y me quiero volver a enamorar”, Lorena Meritano
Por: Lessly Alfonso Trujillo

Sonriente y con sus ojos verdes más expresivos que nunca, así luce por estos días la argentina Lorena Meritano, quien regresó al quirófano para someterse a un tratamiento de reconstrucción de pezones. Con esta ya van siete veces (en menos de tres años), en las que la actriz que diagnosticaron con cáncer de seno en el 2014, se ha sometido a este tipo de intervenciones: extirpación de tumores, mamas y ovarios.

Desde Buenos Aires, Lorena dice ser una mujer nueva. “Honestamente me siento agradecida y mucho más fuerte a nivel físico, emocional y psicológico. Obviamente que le han dado muy duro a mi cuerpo, a mi mente y a mi alma, pero al mismo tiempo todo ha sido un proceso de fortalecimiento. Eso de que lo que no te mata te fortalece es real”. (Vea también: Lorena Meritano, toda una guerrera).

¿En qué consistió esta última intervención?

Regresé al quirófano para que me practicaran la reconstrucción de mis pezones. Lo que hizo mi cirujano, fue construir los pezones con mi propia piel y la verdad es que quedaron ‘bárbaros’. Ahora me voy de viaje a México por motivos de trabajo, pero si Dios y la Virgen quieren en julio me van a hacer una prueba de color para tatuarme las areolas. 

¿Una experiencia difícil, pero también de introspección?

Me dediqué a cambiar lo que tenía que cambiar. A transformar mi alimentación, mis hábitos, mis tiempos. A ser más paciente y perseverante, a ver el lado positivo de las cosas y a nutrir mi autoestima. Gracias a Dios, a los médicos y a mi familia estoy bien, sana; porque hubo momentos muy duros, en los que sin su ayuda o comprensión hubiese sido imposible salir adelante.


¿Una batalla ganada?

Siento que no hay que presumir. No hay que cantar victoria antes de gloria. Solo por hoy estoy sana, curada y agradecida por esta nueva oportunidad de vida que estoy disfrutando inmensamente.


¿Qué consejo les das a las mujeres que pueden estar pasando la misma situación que tú viviste?

El mensaje sigue siendo el mismo; prevenir y detectar a tiempo te puede salvar la vida. Las mujeres y los hombres debemos aprender a hacernos el autoexamen y a asumir buenos hábitos, el cáncer es una enfermedad silenciosa. Lo más importante es recordar que somos bellos por lo que somos por dentro. No importa si no tenemos pelo, senos, trabajo, pareja... Como reza una frase de ‘El principito’, uno de mis libros favoritos: "lo esencial es invisible a los ojos".

¿Ese es tu gran legado?

Este mensaje es mi manera honesta de ver la vida. Después de haber pasado por muchas cosas, de haberme quedado sin senos, ovarios, trabajo, marido… casi sin aire y fuerzas para respirar, Dios me regaló otra oportunidad. Creo que en la condición que sea uno tiene que inspirar, porque si él todavía nos da ese milagrito de que nos entre aire por la nariz, el llamado es a seguir adelante como sea, tratando de ser una mejor persona por dentro y por fuera. Un ser humano más tolerante, humilde, pacífico y amoroso.

¿Qué viene para ti?

El 24 del próximo mes me voy a México por razones laborales, porque hay muchas cosas de trabajo dando vueltas allí, pero también porque siento que debo ir. México fue el país que me abrió las puertas de la actuación. Tengo varias ofertas, pero también tengo la necesidad de visitar a los amigos, a los amores y de ir a agradecerle a la Virgen de Guadalupe; una que tengo pendiente desde que me enfermé.


¿Te volveremos a ver en Colombia?

Sí. Tengo en mis manos un guion que ya dije que sí y se va a grabar entre Bogotá y Cali. No me va a dar mucho tiempo de hacer vida social en Colombia porque es una película que se va a rodar de cuatro a cinco semanas) y que es la ópera prima del actor, dramaturgo y director Alejandro Buenaventura. Es un honor ser la protagonista de este proyecto que habla de las relaciones humanas y de pareja. Estoy feliz de hacer una especie de catarsis con esta cinta.


Tras más de un año de estar soltera... ¿Te volverás a dar una nueva oportunidad en el amor?

Tengo ganas de enamorarme, casarme, de convivir, de andar… quiero volver a disfrutar de las mieles del amor. Esto no fue de la noche a la mañana; fue como en diciembre que me di cuenta que tengo ganas, esperanza, fe, que me gustaría..., pero no soy de buscar ni de salir con gente que no conozco. Siento que se va a dar y que sé que Dios debe tener en angelito sorpresa, que me va a presentar en el lugar y en el momento adecuados. Con el paso de los años uno se vuelve más selectivo, pero no es que me haya vuelto ‘jodida’ ni difícil. Llevo un año y tres meses sola y seguramente pronto voy a tomarme un café o a ir a cine con alguien. Tampoco es que me vaya a casar con el primero que se aparezca (risas), pero me daré la oportunidad porque me la merezco. (Vea también: Especial de cáncer - Mi pecho y yo).

 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad