publicidad
Entretenimiento

"Lo peor que me ha pasado en la vida es el bótox": Nicole Kidman

La actriz celebró su primer medio siglo de vida cuando pasa por uno de sus mejores momentos personales y profesionales. Nicole presentó cuatro trabajos en el festival de Cannes y tiene pensado rodar una película al menos.
Agencia 123RF "Lo peor que me ha pasado en la vida es el botox": Nicole Kidman
Por: Redacción ALO.co

Hubo un tiempo en que Nicole Kidman aparecía en cualquier conversación sobre las mejores actrices del mundo, y puede que a algunos se les olvidara su talento, escondido a base de tratamientos estéticos exagerados, pero la australiana cumplió el pasado martes 20 de junio 50 años con la certeza de haber recuperado su belleza y haber dejado de lado los excesos 'beauty'. (Vea también: 10 preguntas que siempre has tenido sobre el bótox)
 


"No necesito grandes celebraciones. Únicamente tener a mi familia junto a mí. Así soy feliz", agregó la intérprete durante la presentación en Los Ángeles (California) de su nueva película, The Beguiled, con la firma de Sofia Coppola. Ese es un nuevo ejemplo de la resurrección artística que vive Kidman tras su nominación al Óscar por Lion y el enorme éxito de la miniserie de HBO Big Little Lies. Además, en el futuro le esperan proyectos como Aquaman (será la reina Atlanna, la madre del superhéroe) y la versión estadounidense de la cinta francesa The Untouchables. Se comprometió a continuar luchando contra la discriminación de género que reina en Hollywood.
 

 

La belleza ha sido una constante en su profesión y se ha especulado bastante sobre sus tratamientos y posibles pasos por el quirofano. "Nunca me he sometido a cirugía, pero sí probé la toxina botulínica, por desgracia. Lo dejé y ahora, finalmente, puedo mover mi cara de nuevo", reconoció la actriz al diario italiano La Repubblica. (Vea también: Alma sin bótox por Alejandra Azcárate)
 
Y aunque es la imagen del glamur personificado y sigue siendo un imán para algunas de las firmas de moda y cosméticos más conocidas del mundo, no se olvida de su vertiente humanitaria, ya que es embajadora de buena voluntad de Unicef y Unifem, el fondo de la ONU para la Mujer, donde colabora para erradicar la violencia machista. Precisamente, ese tipo de abusos los sufre su personaje en Big Little Lies, su último gran papel hasta la fecha, que podría representarle, además, su primer Emmy, un premio para el que es gran favorita y para el que ya fue nominada por Hemingway & Gellhorn (2012). 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad