publicidad
Entretenimiento

Los Óscar 2019 se visten de negro y con falda

Sobresalen apuestas provocadoras donde se realizan críticas explícitas al sexismo y al racismo. Estas películas que menciono, seguramente, oxigenarán a más de un espectador.
Los Óscar 2019 se visten de negro y con falda
Por: Alejandra Hamann Moreno

Mujeres empoderadas, observadas como esposas, madres, hijas, profesionales, líderes o amantes; son el compás y a la vez el éxtasis narrativo de Roma, La buena esposa (The Wife), La Favorita, Ha nacido una estrella, Guerra Fría, El blues de Beale Street y ¿Podrás perdonarme algún día?; producciones efervescentes que demuestran, una vez más, la excesiva importancia del género femenino en cualquier encuadre de la vida.


Estos personajes femeninos están muy alejados de ser platónicos o igualarse a las protagonistas de las populares comedias románticas. Prepárense para ver mujeres magnéticas, decididas a dejar de fingir lo que no son, despiadadas, incansables, sagaces y responsables del éxito de algunos hombres.

Destaco la actuación de Yalitza Aparicio (Roma) y Gleen Close (The Wife). Sus aproximaciones para proyectar esas mujeres que vemos en nuestro día a día, enmarcadas por el miedo, el clasismo y la abnegación, son cada vez más nítidas en cada escena. Gracias a la naturalidad de su actuación, convierten lo anecdótico en una realidad. Sí, las películas que menciono anteriormente, confirman en diferentes contextos sociales, geográficos o económicos, que el estigma ‘el sexo débil’, no existe.

Todo tiene sentido
Finalmente, otra de las argollas que unen a los largometrajes nominados a los Óscar 2019, es la decisión de algunos directores de cine de protestar, con ingenio, contra el racismo, la homofobia y la xenofobia; el discurso que defiende con obnubilación, Donald Trump.  Infiltrado en el KKKlan (BlacKkklansman), Green Book, Vice y Black Panther, excavan temas polémicos e incómodos para la política actual de los Estados Unidos. Un superhéroe negro, un agente en encubierto que se filtra con astucia en el Ku Klux Klan, el virtuosismo de un pianista negro y gay que recorre los estados del sur de Norteamérica o la descomposición moral encarnada por la figura de Dick Cheney; son películas que evidencian a través de un montaje lúcido y divertido, la época tan frívola en la que vivimos en términos morales.

 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad