publicidad
Entretenimiento

Pautips le dice adiós a Youtube

Inmersa en una búsqueda espiritual y luego de una década como youtuber y de convertirse en la influenciadora más seguida y querida del país, la bogotana anuncia su retiro de Youtube para ganarle la batalla a su enfermedad y enfocarse en nuevos desafíos
Il Retallack
Pautips le dice adiós a Youtube
Por: Sandra Paola Real

Concentrarse en ella, buscar la felicidad, dejar de necesitar la aprobación y disfrutar los placeres sencillos de la vida, con todo lo que eso implica, no es algo que estuviera en los planes de Paula Galindo cuando inició su camino digital… Siempre fue perfeccionista, cuadriculada y terminó cayendo en la obsesión. Hoy, sin pretensiones ni apuros, y luego de haber tocado fondo, está intentando llevar una vida más normal y hacer los planes típicos de los jóvenes de su edad. Tomarse un coctel de vez en cuando, ir de fiesta, viajar con sus mejores amigos, comerse un postre, bailar reguetón, disfrutar un almuerzo con su familia y aprovechar al máximo su círculo cercano. La encontramos en plena Ciudad de México, donde estaba grabando una campaña junto a la cantante Karol G., también para asistir a los Kids’ Choice Awards y hacer una colaboración con el Juanpa Zurita. Y, como si fuera poco, cumplir con algunas reuniones con clientes, pues está tratando de expandir sus productos hacia ese país. La acompañaba Laura, su mejor amiga. “Para mí, es un orgullo total tener una comunidad tan extensa, pues no solo son niñas pequeñas, sino jóvenes y mujeres más mayores las que me siguen, y si hay alguien que se sienta identificada con mis sueños y mis errores, eso me hace sentir muy feliz. Ya no quiero ser perfecta, sino mostrarles mi realidad, pues llevo un tiempo sintiéndome sola”, revela.

¿Cuándo empiezas a experimentar esa soledad?
Este trabajo hace que estés mucho tiempo solo... Y sí, conoces mucha gente, siempre estás rodeado, pero a la larga, estás ahí, solita. He conocido lugares divinos, paradisíacos, pero no he podido compartirlos con nadie. Lo positivo es que he terminado valorando mucho más a mi familia y a mis amigos, por eso cada vez que puedo estar con mi círculo lo agradezco. El estar rodeada de los míos me llena por dentro, pues la soledad es muy dura…
Es irónico que con tantos seguidores te sintieras así…
Esa es la realidad. Ahorita estoy tratando de hacer un nuevo capítulo de lo que es ‘Pautips’ y la imagen que muestro en redes, porque por siempre querer reflejar lo bueno, se termina tergiversando el discurso, y ya no quiero una vida perfecta, porque no la tengo. A mis 24 años, quiero contarles que soy una mujer completamente normal, y sí, me invitan a viajes y me regalan mucho maquillaje, pero eso no lo es todo y las cosas materiales ya no me llenan…
¿Cómo terminaste confrontándote?
Ha sido un camino fuerte el encontrarme conmigo misma y empezar a decir: ‘Me siento vacía, triste’, y entender que lo que más vale en la vida es tener paz con uno mismo, paz espiritual y conexión con gente a la que le importes por lo que eres, no por los números o por lo que ganas.
¿Si pudieras devolver el tiempo, harías algún cambio?
No me arrepiento de ninguna etapa de mi vida, porque si no hubiera sido así, no lo valoraría como lo hago ahora, y por eso quiero mostrarles a todos que es importante el construirnos como seres humanos y agradecer el apoyo de las personas que tenemos alrededor.
¿Quién ha sido tu mayor apoyo en los momentos más complicados?
Desde siempre he creído mucho en Dios, y de la mano de Él, las situaciones van mejorando. La gente que me rodea también me guía. Practico yoga y un poco de meditación y actualmente tengo terapias con psicólogos y con psiquiatras que me están ayudando en mi crecimiento espiritual, porque por muchos años viví teniendo dos caras.

Vea también: “Sufrí de bulimia” Pautips

¿Cómo eran esas dos vidas paralelas que vivías?
Una era ‘Pautips’, la que disfrutaba todo y estaba dichosa, y otra, la que se sentía sola y perdida. He tenido muchos problemas personales, sufrí un desorden alimentario y este ha sido un gran tropezón en mi vida, porque es como una pelea interna diaria para tratar de entender lo que me está pasando y cómo solucionarlo para poder superarlo.
¿Pediste ayuda?
Abrí mi corazón y le conté a la gente lo que me estaba pasando. La intención era demostrarles que soy una mujer de carne y hueso y que mi vida era normal. Falta mucha información sobre los trastornos de la conducta alimentaria en nuestro país y se tiene la concepción de que se trata de un capricho porque no se quiere comer y ya, pero es una enfermedad mental que se genera por una mala relación con la comida y esto tiene un trasfondo emocional. Cuando la gente averigua al respecto empieza a tener un poco más de tacto con los chicos que la padecen.
¿Vas mejorando cada día?
Este tipo de trastornos no se curan del todo, solamente aprendes herramientas para sobrellevar los malos momentos y que no te afecten tanto en tu vida cotidiana. No sé cómo decirlo, pero todavía tengo pensamientos complicados y aún los sufro y los padezco, pero siento que cuando los comparto también impulso a otras a que lo hagan. Pedir ayuda es lo más importante, porque estas enfermedades son muy fáciles de esconder, y si no tienes una persona que te pregunte ¿cómo estás?, ¿quieres hablar?, nunca lo vas a revelar.
¿Cuál es el nuevo mensaje que quieres comunicarles a tus seguidores?
Quiero tratar de romper los esquemas que hay en redes. Eso de que las mujeres solo pueden ser flacas y con cuerpo perfecto es una vil mentira. En lo personal, he quitado muchos mitos y creencias que tenía acerca del cuerpo y de validación de la figura, y quiero empezar a enfocarme más en la autoapreciación, en el respeto que nos merecemos por sí mismos. Espero algún día contarles un poco más para seguir inspirando gente, pero en este momento me siento muy vulnerable.


Vea también: Mascarillas DIY (Do It Yourself) por Pautips

¿Cómo es la nueva Paula?
Hay un nuevo capítulo, una luz, y sí se puede salir de esto. Se requiere mucho trabajo y hay que quitarse muchas mentiras de la cabeza, desligar tu autovalidación solo con el cuerpo y darte cuenta de que solamente por el hecho de ser, vales. No necesitas estar en una forma o talla específica para que te quieran o para ser aceptada. Vamos a ver en qué termina todo este proceso, pues todavía estoy reconociendo mucho de mí, pero espero algún día poder ayudar a muchas mujeres. Me atreví a soltar el control sobre el cuerpo, sobre la comida, sobre el ejercicio, me atreví a descansar, a pasarla rico con los que amo… Estoy cansada de que digan: ‘Pautips, la anoréxica’. El fondo de esto es que cualquiera puede tener errores y puede fallar, pero uno puede salir adelante. Sea lo que sea: alcoholismo, drogadicción, una mala relación, hasta renunciar al trabajo y volver a empezar…
¿Has disfrutado volver a empezar?
Decidí tomarme un tiempo. Ahora no estoy subiendo muchos videos a Youtube para responsabilizarme de mí como Paula y empezar a mirar qué es lo que mi cuerpo está tratando de decirme... Puede ser que no quiere los 90, 60, 90 ni ser el más fitness. Me sobreexigí en muchos aspectos y eso no trae la felicidad. La dicha para mí es descubrir cuál es mi propósito.
¿Lo estás hallando?
Ha sido bastante confrontante. He pasado muchos años tratando de defender un personaje que no es natural para mí, igualmente crecí frente a una cámara, toda mi adolescencia y parte de mi adultez la he pasado frente a un público, y si para un adolescente es complicado, para uno, con casi 5 millones de seguidores, es aún más difícil definirse. Yo era como una plastilina; todos los comentarios me iban formando, pero a mis 24 años quise parar y dije: ‘Dios, ¿realmente qué quiero hacer?’ Afirmo que adoro el arte y voy a seguir maquillando toda mi vida y me gusta liderar, me gusta tener muchos proyectos. Estudié Negocios Internacionales y me encantaría seguir expandiendo mi marca y mi empresa. A nivel personal, escuchar mi cuerpo. Yo era demasiado rígida con la alimentación, con la forma en la que podía lucir, y no vivía como una mujer normal, de 24 años que sale con sus amigos, que va y come postres, come cosas ricas... Tal vez me perdí muchas cosas deliciosas por mi estilo de vida restrictivo, por proteger un cuerpo, y sé que hay mucha gente que vive de eso y les va superbién, pero lo que quiero ahora es ser una vocera de otra mentalidad: la comida es algo normal y hay que enfocarse en vivir momentos felices con la gente y con uno mismo. Tener un estilo de vida que te llene de paz. 
¿Qué ha sido lo más lindo de este proceso?
El regalo más grande que me di fue el escuchar por fin a mi cuerpo y descansar. Terminaba muy tarde mi trabajo y me levantaba todos los días a las 6 de la mañana a hacer ejercicio. No digo que eso esté mal, sino el ser obsesivo. Si tienes un balance, es perfecto, pero el mensaje que ahora quiero dar es que cuanto mejor te sientas contigo mismo, mejor, sea haciendo ejercicio o no... Eso es lo que quiero aportarle a la gente. Todos somos tan diferentes por nuestros genes, por nuestro estilo de vida, que no está mal.

Vea también: El drama y el renacer de Paula Galindo 

¿Te sientes más tranquila?
Ha sido un proceso de desdoblamiento, de escuchar mi cabeza y mi corazón y sacar muchos pensamientos que tenía por dentro para darme cuenta de qué era lo que me tenía en ese círculo negro. Escribiendo en mi diario me he dado cuenta de lo que tenía por dentro y nunca quise encarar y tapaba trabajando más y más y llenándome de cosas y proyectos. La escritura ha sido uno de mis salvavidas. En un futuro podría escribir algo contando este proceso porque siento que voy en contra de la corriente, de la dieta keto, paleo, etc. Ya no quiero exigirme más, sino tomarme la vida relajada y disfrutarla. Si te gustan las hamburguesas, cómelas. Me da miedo esta etapa porque no sé si tanta gente me va a seguir como antes, pero me llena más de paz porque esta en realidad es Paula y ya no intento hacer un personaje, sino mostrarles mi aprendizaje.
¿Lo mejor de este aprendizaje?
La verdad, me he encerrado, he dejado un poco las redes sociales, pero me he abierto más en el mundo real y he descubierto cosas increíbles, como estar presente. Antes estaba con mi familia, pero andaba editando, grabando videos, blogs y vivía como en una segunda dimensión, estaba ausente, y ahora sí disfruto cada momento. Es chévere el reconocimiento de la gente, los viajes, los regalos, todo eso, pero cuando te has sentido tan solo por tanto tiempo, te das cuenta de que lo que vale es vivir el día a día. Estoy en un proceso de encontrarme conmigo misma, he salido de fiesta, y no se me ha olvidado bailar; me puedo tomar un trago, no tiene nada de malo, y quiero que las chicas que me sigan sean felices y ya…

Vea también: El fenómeno de Pautips y sus 15 ‘beauty’ claves

¿Qué te ha dicho tu familia sobre este cambio?
Mi familia está feliz, la gente cercana está mucho más tranquila; ellos lo anhelaban, me veían obsesiva con mi trabajo, con mi cuerpo, estaba en guerra conmigo misma. Ahora decidí tomarme un tiempo para mí y darle este nuevo rumbo a mi vida. El mensaje y el vuelco a las redes sociales es como decir: ‘Por fin está regresando la Paula de toda la vida’. Para mí, no es fácil soltar y da miedo parar y cambiar el mensaje, pero este nuevo capítulo me va a traer a gente que se sienta identificada con este nuevo mensaje.
Cuando le dije a la gente que trabaja conmigo y a mis mánagers que me iba a tomar un tiempo para mí y para hacer el tratamiento médico, me apoyaron. Siento que muchos pensaban que necesitaba este pare en mi vida, y ya era hora de encararme y hacerlo.
¿Cómo vislumbras el futuro?
Lo veo teniendo paz conmigo misma, siendo mi mejor amiga y respetándome mucho. Voy a seguir con mis redes sociales y liderando procesos, creando equipos de trabajo y desarrollando más proyectos. Toda la vida voy a seguir maquillando, esa es mi terapia. Y me imagino teniendo hijos y esposo... Así me lo imagino. Ahora estoy sola, pero he empezado a vibrar con otra energía y quiero a mi lado a una persona extrovertida, muy alegre, osada y que me ame.
En septiembre vienes con sorpresas con tu línea de maquillaje.
Sí, venimos con nuevos lanzamientos. Son productos que me ponen muy feliz: tienen muy buena calidad y confío en cada uno de los elementos de mi línea de maquillaje, porque los uso todos los días y no son de juguete, sino los mejores. Las texturas son increíbles y duran todo el día.
 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad