publicidad
Moda y Belleza

Pieles luminosas y labios rosa

Pieles jugosas, miradas en un solo tono y labios color rosa para dar los besos más amorosos... en definitiva, las apuestas que no demandan mucho tiempo son las preferidas de las reinas del hogar.
The White Wonderland (@thewhitewonderland)
Pieles luminosas y labios rosa
Por: Lessly Alfonso Trujillo

De nuestras mamás no solo hemos heredado algunos rasgos físicos y de personalidad, también palabras, formas de educar, dotes culinarias y el deseo de lucir siempre bien. ¿Cuando eras pequeña también jugaste con su labial rojo? ¿Usaste su paleta de sombras? ¿O veías atentamente cómo trazaba esa línea de gato para hacer algún día lo mismo? Aprovecha esta fecha especial, en la que seguramente apremian los compromisos sociales, para maquillarte junto a ella. ¿Nuestra propuesta? Este look firmado por la maquilladora profesional Linna Guasput, que revela lo que las madres de hoy quieren: naturalidad y practicidad (sin efecto acartonado). “Ellas son adictas a la tendencia ‘dewy’, rostros de aspecto jugoso, hidratado y luminoso, por lo que tienen rutinas de belleza en las que se destacan los productos hidrantes y emolientes”, dice.

En la onda ‘wash’

Los ojos de una madre tienen un brillo especial; es el reflejo del amor y la bondad. Resáltalos con la técnica ‘wash’ o lavado de sombras, que consiste en aplicar un solo tono de sombra. Emplea una color melocotón. Si quieres ser más arriesgada, atrévete con una delicada línea naranja. Opta por unas cejas andróginas (peinadas y maquilladas de manera natural) y no olvides la pestañina para dar más volumen y mayor expresión a la mirada.

Lienzo con toque maternal

Todas, absolutamente todas las mamás quieren lucir más jóvenes, ¿verdad? La buena noticia es que puedes quitarte unos añitos con el maquillaje. ¿Cómo? La preparación es esencial. Hidrata muy bien la piel y aplica un filtro solar. Continúa con una base de textura ligera cuya composición contenga aceite y agua y sigue con un rubor mineralizado que resalte naturalmente los pómulos. No olvides el iluminador, preferiblemente en crema, para destacar puntos como el puente de la nariz, el mentón, el arco de las cejas y el lagrimal.

Los labios más lindos 

Todos los días, al salir de casa, antes de ir a dormir, cuando estamos tristes o cuando nos sentimos felices, un beso de mamá es un regalo para el corazón. Si quieres renovar el clásico carmesí, una buena opción es emplear un labial que resalte o imite el color de los labios o un gloss que les dé un toque ‘glow’. ¡Hidratarlos previamente marcará la diferencia!
 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad