publicidad
Profesión y Dinero

El éxito rotundo de Fat Pandora

Hermosa, divertida, apasionada por la moda, enamorada de su esposo y de sus gatos y, ahora, autora de un libro, Adriana Convers nos confiesa el secreto de su éxito y de su felicidad.
Fat Pandora 'carísima'
Por:

Su nombre es Adriana Convers, aunque todos la conocen en el mundo digital como Fat Pandora. Es una mujer que impacta con su exquisito sentido de la moda y capacidad para combinar tendencias. Es una de las influenciadoras más queridas gracias a su carisma, a su voz dulce y a su capacidad de reírse de sí misma, cualidades que hoy le otorgan más de 65.000 seguidores en sus redes. (Vea también: 7 consejos para convertirte en influenciadora)
No le gusta que la llamen experta en moda, ese título se lo deja a los grandes; prefiere denominarse entusiasta de la moda. A propósito de su libro A todas nos pasa, que acaba de lanzar en la más reciente edición de la Feria del Libro, nos contó cómo comenzó su historia fashionista, habló sobre los retos de infancia yla inmensa gratitud que les tiene a sus "carísimas", forma como cariñosamente llama a sus seguidoras y a sí misma.
 

Naciste en Bucaramanga hace 31 años. ¿Cómo fue tu infancia en esa ciudad?
Fue muy bonita. Crecí en el núcleo de una familia amorosa, con padres dedicados. Soy la menor de cuatro hermanos y me enamoré de la lectura porque pasaba mucho tiempo en casa.

¿Cuándo sentiste que tu peso se convirtió en un tema complicado?
Siempre supe que era gorda y no me importaba, pero en el colegio, cuando los otros niños comienzan a hacerte bullying, sí te sientes mal.

¿Cómo lo manejaste en ese momento?
Mal,especialmenteenlaadolescencia, porque me rodeé de amistades muy tóxicas. Quería encajar y sentía que esas personas
me hacían un favor al ser mis amigas. Fue una época muy difícil, pero con el paso del tiempo aprendí a rodearme mejor.

¿En qué momento decidiste que querías dedicarte a la moda?
Siempre soñé con venirme a Bogotá. Estudié Marketing y Comunicación de Moda en la Universidad de Santander. Después ingresé a estudiar Marketing y Comunicación en la Universidad de LaSalle College en Bogotá.

¿Cómo te convertiste en influenciadora?
No fue de manera intencional. Mientras estudiaba comencé a darme cuenta de que mis compañeras eran delgadas y se vestían muy bien. No quería conformarme con las prendas que conseguía para mujeres de tallas grandes, entonces comencé a comprar por internet y todas comenzaron a preguntarme por mis looks.

¿De dónde nació el nombre Fat Pandora?
Quería que las mujeres de todo el mundo me encontraran con Fat, y Pandora es porque siempre me ha gustado la mitología y la historia de la caja de Pandora me fascina, es una mujer rebelde. Yo, por ejemplo, sé que las personas esperan que
trate de pasar desapercibida, que oculte mi peso con colores oscuros, pero no lo voy a hacer; amo las prendas estampadas y coloridas, esa es mi forma de incomodar (risas).
 

¿Siempre te has caracterizado por tener un gran sentido del humor?
Creo que por ser gorda me parecía difícil encajar, nadie quería ser amigo de la gorda, entonces comencé a desarrollar mi sentido del humor.

Hoy en día, muchas jóvenes quieren imitarte. ¿Qué les dirías, cuál es el secreto del éxito en este mundo tan competido?
Creo que en mi caso es que soy yo misma, no tengo máscaras. Claro que uno se reserva aspectos de su vida como para tener un poco de salud mental. Me encanta cuando me escriben diciéndome que les ayudé en alguna medida. Este es un crecimiento en conjunto.

¿Cómo empoderas a las mujeres en tus redes?
Es un conjunto de cosas. Los consejos de moda les ayudan a mostrar su lado más bello, pero también el mostrarles que somos humanos, imperfectos, y que así tenemos que amarnos para lograr que otros nos amen. 
 

 

Hace dos años te casaste con Abraham Giraldo, un médico que te robó el corazón y que se convirtió en tu mejor amigo. ¿Cómo comenzó esta historia?Estaba a punto de cumplir 20 años y acababa de terminar una relación. En la primera cita tuvimos una confusión y yo fui con mi mejor amigo y él se puso bravo, nos caímos mal. Un día me llamó y mientras hablábamos le dio un cólico renal, después lo llamé para preguntarle cómo seguía y ahí surgió el amor (risas).

Estás estrenando un nuevo amor, tu libro ‘A todas nos pasa’. ¿Cómo te sientes?
¡No me lo creo, estoy muy feliz! No es algo que haya buscado, me contactó el Grupo Planeta para proponerme escribir el libro y me pareció una idea maravillosa y un reto muy interesante.

¿Qué les dirías a las personas que piensan que haces apología de la gordura?
Que no hay nada más lejano de la realidad. Entiendo los problemas de salud que puede acarrear el sobrepeso. Mi invitación es a aceptarnos como somos, a quetengamosunamejorrelación con nuestro cuerpo.
 

@fatpandora

Comparte este artículo

publicidad
publicidad