publicidad
Profesión y Dinero

Natalia Ponce de León, un homenaje a su gran labor

Por su trabajo en la defensa de las víctimas de ataques con ácido, Natalia Ponce de León recibió el Premio Internacional Mujeres con Coraje 2017. La primera dama, Melania Trump hizo entrega del importante galardón.
Efe/Lenin Nolly
Natalia Ponce de León
Por:
"El silencio lo mata todo", Natalia Ponce de León.

Apenas se cumplen tres años desde que Natalia Ponce de León sufriera uno de los ataques con ácido más salvajes que se recuerdan en el país, tres años en los que además de decenas de cirugías para sanar su cuerpo ha sido capaz de romper ese silencio que, en sus palabras "lo mata todo". (Vea también: Ataques con ácido; las cicatrices de la infamia y el dolor).

Era 27 de marzo de 2014 cuando un vecino al que apenas había visto, Jonathan Vega, le arrojó un litro de ácido sulfúrico por la cara, parte de los brazos, las piernas y el abdomen. Hoy, tres años y treinta operaciones después, Natalia luce sonriente, llena de fuerza y orgullo en los pasillos del Departamento de Estado de Estados Unidos, donde fue galardonada en la gala anual ‘Mujeres Valientes, un homenaje de la diplomacia estadounidense a aquellas mujeres de todo el mundo que han marcado la diferencia en la lucha por sus derechos.(Vea también: Una de cada tres mujeres asesionadas muere a manos de su pareja).

"Es un premio para todo mi país y también para visibilizar internacionalmente los casos con ácido porque están pasando en todo el mundo. No solo en Colombia. Tenemos que acabar esto, creo que la forma de acabarlo es realmente cambiando esa forma de pensar y de educar y decir no al silencio", aseguró. (Vea también: Maltrato y violencia a la mujer - 3 historias de la vida real). 

Sus esfuerzos por salir adelante la han convertido en uno de los iconos de superación más reconocidos en Colombia; creó la fundación que lleva su nombre para ayudar a los cientos de víctimas quemadas por químicos y logró que se rubricara una ley, inspirada en ella, para endurecer las penas a los victimarios.  Apenas ha pasado un año desde que entrara en vigor, explica, y todavía no se ha juzgado a nadie bajo sus preceptos "porque las investigaciones llevan mucho tiempo", pero ella confía en que el máximo de 50 años de cárcel que ahora pueden enfrentar los perpetradores haya ayudado a disminuir el número de casos. (Vea también:¿Tu relación amorosa puede matarte?).

*Con información de Efe

 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad