publicidad
Salud y Bienestar

Libérate de tensiones y llega relajada al altar

Se acerca el gran día... Es tiempo de hacer el conteo regresivo, pero también de acudir a una rutina ‘beauty’ y ultrarrelajante para lucir perfecta
Libérate de tensiones y llega relajada al altar
Por: Redacción ALO.co

Desde el momento en que a una mujer le proponen matrimonio comienza la carrera por cumplir con todos los preparativos, y son muchos los detalles por definir: el vestido, el peinado, el catering, la recepción, la luna de miel, etc. Al final, en lugar de verte y sentirte fresca y relajada, luces cansada y estresada. ¿Qué hacer? “Por eso es tan importante asistir unos días antes al spa para hacerse un buen masaje, un facial oxigenante, un patch de ojos antiojeras y antibolsas, una envoltura hidratante que aporte hidratación, entre otras opciones”, asegura Alejandro Niño, director ejecutivo de Wellness Spa Movil Center.

Cronograma ‘bridal beauty’
Una piel, un rostro, un peinado perfectos requieren preparación o un proceso de cuidados y tratamientos previos: “En ese sentido, lo ideal es una limpieza facial para eliminar impurezas, y realizarla dos semanas antes de la boda”, dice Niño. ¿El resultado? Mayor luminosidad e hidratación. Y si lo acompañas de un patch especial para los ojos cansados lograrás un efecto maravilloso. “Además, puedes recurrir a una envoltura corporal hidratante que permitirá que la tez luzca su mejor versión: humectada, suave, joven y luminosa”, complementa.


La limpieza debe hacerse entre 2 y tres semanas antes de la boda.
El facial dos días antes y el circuito de relajación uno o dos días previos.  

¡Relajaaaadas!
Un buen masaje de vela de soya. “Es un calmante, relajante y antidepresivo”, afirma. ¿Otras opciones? Los finos aceites vegetales de coco, karité y sésamo con notas olfativas tropicales, herbales, de frutos rojos o vainilla. “Estos brindan un masaje cálido que junto con los sentidos espirituales y emocionales producidos por la estimulación de los sentidos, es una experiencia única”, comenta Niño.

Comparte este artículo

publicidad
publicidad