publicidad
Salud y Bienestar

Desahogarse emocionalmente en internet puede provocar más ira

Quienes visitan las 'web de quejas' para expresar sus desacuerdos se sienten más relajados después d
Thinkstock Quejarse en Internet no funciona como desahogo emocional, dice estudio
Por: Agencia EFE

Según dos investigaciones estadounidenses, Internet quizá no sea el entorno más idóneo para desahogarse, ya que despotricar en los sitios web podría hacer que uno se sienta menos feliz y más enfadado, según recoge la Cyberpsychology, Behavior, an Social Networking. Eso dicen estudios de la Universidad de Wisconsin en Green Bay.

Un primer trabajo desveló que las personas que visitan los sitios 'web de quejas' para expresar sus desacuerdos con otras personas o determinadas situaciones o para criticarlas, se sienten más relajados inmediatamente después de publicar un comentario, pero después tienden a sentir más ira y a manifestar su frustración de maneras inapropiadas. 

La segunda investigación de la UWGB encontró que, tanto leer las quejas, críticas o escritos hostiles de otros individuos como escribir los propios, se relaciona con cambios negativos en el estado de ánimo. (Fotos que no deberías poner en redes sociales).

Según Ryan Martin, autor principal de estos trabajos y profesor de desarrollo humano y psicología de la UWGB, aunque el estudio se centró en los 'sitios web de quejas' donde los usuarios intercambian comentarios para desahogarse o incluso atacarse mutuamente, la investigación tiene implicaciones para las redes sociales como Facebook o Twitter, y los sitios de noticias y blogs, en los que habitualmente se realizan comentarios.

Para este experto, Internet pone en evidencia los problemas de impulsividad de las personas y algunas webs que funcionan como sacos de boxeo virtuales refuerzan las conductas nocivas. (Abuso del uso de internet nos haría propensos a enloquecer).

"Las personas desean sentir que están haciendo algo y creen que expresar sus sentimientos al mundo ayudará”, pero a algunas de ellas despotricar en línea les causa una sensación de impotencia y de que no podrán cambiar las cosas, concluye Martin. 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad