publicidad
Salud y Bienestar

Yoga contra el dolor de espalda

El yoga, disciplina milenaria que tiene su origen en India, penetra cada vez con más fuerza en la cu
EFE Yoga
Por: Agencia EFE

Malas posturas, lesiones o cargar con un peso excesivo son algunas de las causas que pueden desencadenarlo. En cualquier caso, el dolor de espalda es un problema comunique carece de opciones de tratamiento altamente eficaces, expone la revista Archives of Internal Medicine. Este medio ha publicado un estudio que compara la eficacia del yoga, de los estiramientos y de los libros de autoayuda para combatir el dolor de espalda.

Dicho trabajo, liderado por Karen Sherman, profesora de la Universidad de Washington, tenía como objetivo determinar si el yoga era más efectivo que los ejercicios de estiramiento convencionales  y que los libros de autoayuda para los pacientes con dolor crónico en la parte baja de la espalda.

Con este fin, los investigadores distribuyeron en tres grupos y de manera aleatoria a un total de doscientos veintiocho adultos que sufrían dolor crónico en esta zona de la anatomía. Noventa y dos pacientes recibieron clases de yoga, noventa y uno practicaron ejercicios de estiramiento convencionales y a los cuarenta y cinco restantes se les dio un libro de autoayuda.

Según publica la revista Archives of Internal Medicine, las clases de yoga fueron más efectivas que el libro de autoayuda. La eficacia del yoga fue similar a la de los estiramientos convencionales en lo relativo a la reducción de los síntomas que causa el dolor lumbar crónico.  La revista aclara que los beneficios duran, al menos, varios meses.
Otro estudio, realizado por investigadores de la Universidad de York (Reino Unido), también  sugiere que el yoga puede ser un buen tratamiento para el dolor de espalda. Los científicos estudiaron durante doce semanas a dos grupos de pacientes. Ambos recibieron asistencia sanitaria pero sólo uno de ellos practicó yoga. Los investigadores pudieron constatar que quienes practicaban yoga necesitaron menos días de baja laboral que los pacientes del grupo de control.
 
CAMBIAR LA MENTE

Para Mayte Criado, directora de la Escuela Internacional de Yoga de Madrid y presidenta de la Federación Española de Yoga Profesional, el yoga es un camino de crecimiento y evolución para el ser humano. Cambia nuestra mente y nos ofrece las pautas que pueden convertir nuestra existencia en una experiencia integradora, abierta y serena.
La especialista explica que no es cuestión de creencias. Sean cuales sean las creencias que uno tenga, el yoga pone al alcance de cualquiera diferentes fórmulas de transformación, afirma.

Una de esas vías de cambio es el hatha yoga, el llamado yoga de las posturas o yoga físico. Está destinado a tomar conciencia de uno mismo a través del cuerpo y de la respiración. Es la parte del yoga que más conocemos en occidente, señala.

En palabras de Criado, hoy hay muchos estilos de yoga. Unos están destinados a la precisión, otros a lo dinámico, unos pocos la restauración postular y algunos al ejercicio puro y duro para liberar el estrés. Hay yoga para embarazadas, para niños, para atletas, etc.

Cualquiera de los estilos de hatha yoga que se proponen en la actualidad son válidos si su objetivo principal sigue siendo la transformación de la persona, su bienestar físico y mental y, en definitiva, el despertar de sus potenciales, comenta.

Criado asegura que el yoga está al alcance de todo el mundo. Cualquiera puede encontrar un yoga que se adapte a sus peculiaridades, tanto físicas como funcionales o mentales, e incluso a su forma de pensar y a su estilo de vida. Para ello, considera necesario hallar a un profesor de yoga capacitado para adaptar las técnicas a cada persona.

Respecto a las ventajas que esta disciplina puede aportar, la directora de la Escuela Internacional de Yoga de Madrid subraya que los primeros beneficios del yoga siempre tienen que ver con la salud.

Un buen yoga comienza con la enseñanza de la respiración. El objetivo es recuperar la respiración natural e incorporarla con atención a la vida cotidiana. Además, hemos de tener en cuenta que el yoga muestra la manera de incluir pautas de relajación miofascial y  mental junto a diferentes ejercicios, movimientos y posturas de revitalización, expone.
La especialista afirma que "el yoga mitiga y alivia las dolencias, enseña a gestionar el dolor, mejora la respiración, elimina las señales del estrés y crea flexibilidad tanto en el cuerpo como en la mente". Asimismo, incrementa la energía y la vitalidad, aumenta la resistencia, mejora la circulación de la sangre y las condiciones cardiovasculares.

Además, Criado destaca la capacidad del yoga para "crear  una mayor atención, mayor conciencia de uno mismo y del mundo y, en definitiva, paz interior.

Concretamente para el  dolor de espalda, la directora de la Escuela Internacional de Yoga de Madrid aconseja el yoga restaurativo. Sin embargo, los ejercicios recomendados dependen de la causa de la dolencia.

Hay personas con escoliosis de columna que deben aprender a compensar las posturas y así estabilizar al máximo su cuerpo. A quienes vienen con hernias discales tenemos que tratarlos con esmero para enseñarles a estirar y a encontrar posición ideal de descompresión. Por otra parte, a las personas contracturadas hay que proponerles las posturas de distensión que relajan las zonas afectadas, puntualiza.

Algunos tienen dolor de cuello, pues sus cervicales sufren las consecuencias del estrés o de las malas posturas ante el ordenador, así como otras dolencias derivadas de la vida sedentaria que tenemos hoy en día, recalca.

En todos los casos, proponemos un yoga a través de soportes, movimientos y posturas que toman en cuenta que el cuerpo funciona como un todo, describe. Criado asegura que la clave es la sensibilidad.

Mediante la sensibilidad enseñamos a los alumnos a proteger su espalda y, por supuesto, intentamos transmitirles la esencia del yoga que consiste en pautas de conciencia, atención y autoconocimiento, concluye.

Comparte este artículo

publicidad
publicidad