publicidad
Sexo y Amor

Aquasutra, sumérgete en el placer

Para algunas parejas, el escenario acuático es una manera de salir de la rutina sexual y de probar experiencias interesantes. Una alternativa para los más curiosos, que consiste en intentar poses sugeridas en el 'Kamasutra', pero en el agua. ¡El sexo a otro nivel!
Aquasutra, sumérgete en el placer
Por: Cristina Morales
En algún momento de la vida todas fantaseamos con tener sexo en el agua. Las zambullidas de a dos que hemos visto en películas nos hacen creer que sí es posible tener sexo en una piscina iluminada, en un océano turquesa o en una playa virgen, donde todo fluye y se encamina por donde es. Sin embargo, cuando intentamos lanzarnos a esta aventura aguada nos damos cuenta de que no es tan fácil como lo imaginábamos: los movimientos deben ser más sutiles, cuidarse se complica un toque y además nos arriesgamos a llevarnos algún 'souvenir bacteriano'.
 

Según Hernando Restrepo Payán, médico sexólogo antioqueño con diplomado en asesoramiento clínico de pareja, la palabra Kamasutra traduce 'aforismos sobre el amor'. “Es un libro de origen hindú, al parecer, escrito entre el siglo I al V por Vatsiaiana, pensado para los ciudadanos acomodados de la época.


El autor consideraba que para alcanzar la paz interior era preciso mantener las tres cualidades: el dharma (culminación del mérito religioso), el artha (prosperidad terrenal) y el kama (satisfacción erótica), y llegó a la conclusión de que para gozar plenamente de los dos primeros era preciso sentirse sexualmente satisfecho”, revela.
Hoy, 15 siglos después, se ha popularizado este compendio de posiciones sexuales, pero bajo el agua. Según las encuestas sobre hábitos sexuales, este es uno de los sitios preferidos para practicar sexo. Con la ayuda del doctor Restrepo, te proponemos cuatro posiciones de Aquasutra, heredadas del legendario texto hindú, para que pongas en práctica con tu pareja.

 

LAS POSICIONES
 
Triunfo supremo
El hombre está de pie y carga a la mujer, quien está apoyada sobre la pared de la piscina. Ella se sostiene del cuello, hombros y/o espalda de su amante y se aferra con firmeza a su cintura mientras él la sostiene por las nalgas y/o espalda para penetrarla, pudiendo hacerlo con mayor velocidad y libertad, ya que ella no pesa. El movimiento del agua potenciará la excitación de ambos. 

via GIPHY
 


El vuelo de la abeja
Él se sienta en la piscina o el  jacuzzi con las piernas estiradas y ella, dándole la espalda, se posa lentamente sobre su pene, así puede subir y bajar apoyándose en los bordes de la piscina, y si se inclina hacia adelante, la penetración será más profunda. Él acompaña el movimiento levantándola por las nalgas o los muslos. Esta postura estimula muy bien las paredes vaginales, y al estar él en posición pasiva, puede acariciar y masajear los pechos y el clítoris de su compañera. 

via GIPHY
 

Posición del Yin-Yang
Él se sienta en la escala de la piscina o jacuzzi apoyando la espalda, la mujer se sienta en sus muslos quedando cara a cara  y ella lleva el ritmo de la penetración. Pueden disfrutar sus cuerpos y estimularse con besos y caricias.  Ella podrá moverse a su propio ritmo mientras el agua y la pelvis de su amante rozan su clítoris… ¡una sensación increíble! 

via GIPHY

La danza del lobo
Ella acostada boca abajo sobre una colchoneta inflable. El nivel del agua de la piscina coincide con la pelvis del hombre, que está de pie, toma a su pareja de los tobillos, la trae hacia él e inicia la penetración vaginal desde atrás. Atrévete a explorar esta maravillosa sensación mientras flotas y el agua te estimula simultáneamente por todos lados.

 

Tres claves

  • Los lubricantes a base de siliconas pueden hacer toda la diferencia entre disfrutar este momento. Úsenlo en pareja. 
  • Al momento de entrar al mar o la piscina, sería una gran idea que ya estuviera todo casi listo, y tú, muy excitada para lograr una buena lubricación y relajamiento muscular.
  • Recuerda que siempre tienes que utilizar preservativo aunque estés en el agua. Colocarlo una vez dentro es complicado, lo mejor es hacerlo antes de entrar. Aunque no se conocen a fondo la influencia del agua de mar o de los productos químicos sobre el látex, es recomendable utilizar algún otro método anticonceptivo.

Comparte este artículo

publicidad
publicidad