publicidad
Zona Gourmet

Escocia en una botella

Los más conocedores en Colombia de Highland Park y The Glenrothes, dos exclusivas etiquetas de whisky de una malta, hablaron con Aló sobre un codiciado mercado de lujo, estilo, moda y empoderamiento femenino.
Escocia en una botella
Por: Redacción ALO.co

En Colombia, el consumo de single malt ha crecido de manera significativa durante los últimos cuatro años. “La gente viaja y vive cosas increíbles en otras ciudades. Prueba platos en Nueva York y tragos nuevos en Chicago y después quiere tener las mismas experiencias en su país. De ahí el crecimiento de licores premium como el whisky de una malta”, asegura John Scott, market manager para Latinoamérica del Grupo Edrington.
“Tomarse un trago no solo se trata de su sabor y de su aroma. Sino también de lo que uno conoce sobre el mismo. En Colombia, la gente ha entendido la diferencia entre un blended whisky y un single malt. En el primero estamos hablando de un licor que reúne el de varias destilerías, es decir, que tenemos producción en volumen. Con un single malt obtenemos un licor exclusivo y puro, que es creado por una sola destilería”, continúa Syohou Marume, brand ambassador de The Glenrothes y Highland Park.


John Scott, market manager para Latinoamérica del Grupo Edrington 
gran conocedor y amante del single malt.

El lujo y el estatus con los que se identifican los single malt nadie los pone en duda. Las botellas de Macallan han llegado a subastarse en US$ 1,9 millones. Así que etiquetas de este nivel ya no compiten dentro del mercado de los licores, sino en el de los bienes de lujo, como un Rolls Royce o un Rolex. Por su parte, el cine y la televisión se han valido de las grandes marcas de una malta para caracterizar a sus personajes. El mercado femenino de bebidas alcohólicas también ha madurado. La idea de que las mujeres prefieren los tragos suaves y dulces se ha desvanecido junto con otros mitos referentes a la segmentación por sexo. “Las mujeres tienen un mejor paladar. Para ellas es más fácil identificar sabores y aromas. Eso no solo las convierte en clientes más selectivas, sino también excelentes whisky makers. Hoy en día, varias destilerías son lideradas por mujeres”, asegura Scott. Por su lado, Juliana Trujillo, brand manager del Grupo Edrington afirma que “las mujeres traen cosas creativas y audaces a la mesa. Por eso, algunas de nuestras alianzas las hacemos con ellas”.


Syohou Marume, brand ambassador de The Glenrothes y Highland Park,
asegura que en Colombia la gente ha entendido la diferencia entre un blended whisky y un single malt.

Tal es el caso de la artista plástica Manuela Echeverri, quien se convierte en la perfecta compañera de fórmula para The Glenrothes, una marca que se identifica plenamente con el arte, el estilo, la moda y el trabajo artesanal. Pero también con el empoderamiento social. Por esta razón, The Glenrothes se une a Transhuella, la fundación liderada por Manuela, que trabaja con diferentes comunidades. “El arte tiene cientos de expresiones. Esta vez, la pintura y la maestría de hacer un whisky como The Glenrothes se unen para reconocer una cultura tan importante como la palanquera”, afirma la artista.


La artista plástica, Manuela Echeverri, tiene una alianza con The Glenrothes
para apoyar a las palenqueras de Cartagena.


¿Cómo degustar un single malt?
Aunque no existe una manera errónea de tomar whisky, Syohou Marume recomienda seguir tres sencillos pasos para lograr la experiencia perfecta.
1 Servir el whisky es una copa Glencairn, cuyo diseño de tulipán hace que los aromas fluyan y se sientan mejor en nariz.
Tomar un pequeño sorbo para mojar los labios, la lengua y hacer un recorrido por las papilas gustativas.
3 Agregar un chorrito de agua para abrir el whisky y permitir que salgan las notas más agudas del licor.


Por su parte, Felipe Luque, fundador y director de la Boutique de las Carnes y un sibarita de tiempo completo, recomienda acompañar un vaso de Highland Park con un ojo de bife o una tapita de cuadril. “Highland Park es un trago vikingo, con unas notas ahumadas sutiles y perfectamente bien logradas. Es el complemento ideal para la carnicería premium”. Para John Scott, el maridaje perfecto para The Glenrothes son los quesos semimaduros, los chocolates al 65 por ciento y los embutidos de alta calidad. 


La apuesta de Highland Park es su unión con las carnicería premium,
como la de Felipe Luque, fundador de la Boutique de las carnes. 

¿Qué tal un twist a tu bebida?

Harvey Wallbanger, una propuesta de alta coctelería.
Integrar 60 ml de Highland Park 12, 25 ml de licor de almendras y completar con jugo de naranja. Servir en vaso alto, con rodajas de naranja y cubos de hielo.
 

Vips

Hace 28 años, la Tienda Gourmet abrió sus puertas en el Centro Comercial Andino. Hoy, el single malt es su producto estrella. “El consumidor de The Glenrothes y Highland Park tiene un paladar exigente, por eso busca a nuestros sommeliers, que saben cómo complacer sus gustos”, comenta Álvaro Pachón, dueño de la tienda.
Cel. 310 816 5370 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad