publicidad
Zona Gourmet

Desayuno en la cama

Pocas cosas nos ofrecen una sensación tan placentera como iniciar la jornada tomando el primer menú del día en la cama y en buena compañía. Dos opciones para que en el Día de Amor y Amistad saques tu lado más sibarita y sorprendas a tu amor al abrir los ojos.
Diego Santacruz Desayuno en la cama
Por: Cristina Morales
Aunque todos los días deberíamos festejar a nuestra pareja, nos hace muy felices tener una fecha para expresarle a la persona que amamos lo importante que es para nosotras y darle rienda suelta a nuestro lado más romántico. Si estás en la búsqueda de ideas novedosas para complementar los chocolates y las flores que compraste, un desayuno en la cama es la mejor forma de decir 'te amo'.  
Los expertos del Hotel Sofitel Bogotá Victoria Regia nos prepararon dos opciones deliciosas cargadas de proteínas, panecillos, frutas, mermeladas y huevos, para que la celebración comience con un menú preparado con mucha creatividad y sello francés.
   

Fácil, liviano y fresco

  • Una bebida caliente nos ayuda a comenzar el día con toda la energía. En este caso puedes escoger entre una taza de café, un chocolate, una aromática de frutas o un café con leche (puedes usar leche de coco o de almendras).
  • Un poco de fruta… Mezcla piña, papaya, melón, fresa, mango y kiwi. ¡El truco está en servirla en forma de brocheta, cortada en cubos!
  • Jugo de naranja, zanahoria, papaya (que además es desintoxicante).
 


 

 

Un clásico infalible
  • Los huevitos son generalmente los protagonistas del desayuno. En esta oportunidad optamos por un delicioso omelette (bate los huevos en una taza y pon a calentar una sartén. Forma una tortilla y agrega el relleno en el centro, dobla y listo). Para el relleno puedes elegir champiñones, tomate, cebolla, queso, jamón y vegetales o los ingredientes que prefieras.
 
 

via GIPHY

 

Claves para ser la mejor cocinera Puedes agregar a cualquiera de estas opciones unos rollitos de jamón y queso; son fáciles de preparar y se ven lindos servidos.
  1. Si estás ultrarromántica, cocina un par de salchichas en un poco de aceite de coco y ábrelas para formar un corazón, y en el centro puedes poner un huevo frito. ¡Amor que alimenta!
  2. Por supuesto que los recipientes y la vajilla que uses juegan un papel muy importante, porque forman parte de la presentación final. 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad