publicidad
Zona Gourmet

Cheesecake, postre de dioses

De chocolate, de limón, de café, de arándanos e incluso con toques De lavanda, esta preparación es una de las más reconocidas e irresistibles. ¡Prueba el que más te guste!
Cheesecake, postre de dioses
Por: Cristina Morales

Se popularizó en Estados Unidos, aunque su origen se remonta a la antigua Grecia, hace más de 4000 años. Los griegos aseguraban que era un alimento que les proporcionaba mucha energía, ideal para las competencias de atletas en los primeros Juegos Olímpicos. El cheesecake se ha posicionado como uno de los favoritos de los amantes del dulce. Una propuesta para preparar en casa.

 

Cheesecake tradicional
Ingredientes:

  • 150 gramos de harina de chocolate
  • 3 huevos 
  • Un chorrito de aceite 
  • Media taza de agua 
  • Una cucharadita de polvo de hornear
  • 500 gramos de queso crema
  • Una taza de crema agria 
  • Una taza de azúcar 
  • Una vaina de vainilla
  • Ralladura de un limón 
  • Dos cucharadas de gelatina sin sabor

Preparación:
Primero prepara la base, que en este caso es de chocolate (puedes elaborarla con galletas trituradas y mantequilla). Mezcla en un bol el agua, el aceite y los huevos; adiciona la harina, el polvo para hornear y revuelve lentamente los ingredientes líquidos con los secos. Cuando estén completamente integrados, vierte la mezcla en el molde (previamente engrasado) y llévalo al horno a 180°C, durante 20 minutos. Para la mezcla del queso: En el procesador pon el queso crema, el azúcar, la ralladura de limón, la vaina de vainilla y la crema agria, integra bien todos los ingredientes y al final adiciona la gelatina sin sabor. El paso final es poner en un molde para enfriar el pastel de chocolate y sobre este la mezcla que acabas de hacer. Refrigera hasta que tome la consistencia adecuada y listo.


* Receta elaborada por la chef mexicana Paulina Abascal

 

Decora con ralladura o rodajas finas de limón. ¡Esta preparación es ideal para los amantes de los cítricos!

El agraz es una excelente fuente de vitamina C, además tiene propiedades tonificantes, diuréticas, astringentes y remineralizantes.


Acompaña esta deliciosa receta con una taza de café para potenciar los sabores. ¡Perfecta para terminar un día de mucho trabajo!

Comparte este artículo

publicidad
publicidad