publicidad
Bienestar

¡Deja de comerte las uñas!

Ansiedad, nervios o algún tipo de trastorno emocional te pueden llevar a asumir el hábito de morderte las uñas. Este síndrome, conocido como onicofagia, se ha multiplicado en estos días debido al estrés generado por la pandemia.
¡Deja de comerte las uñas!
Por: Redacción ALO.co

Siete millones de colombianos se comen las uñas actualmente. Algunos lo hacen por manía, otros por el estrés que les ha generado la pandemia debido al rebrote del covid 19. La dermatóloga antioqueña Ana Mejía nos cuenta que es un problema que afecta a la estética de las manos, pero que también es antihigiénico hacerlo. "Se trata de un mal hábito que, en la mayoría de los casos, se desarrolla en la niñez", dice. Onicofagia es su nombre técnico y, aunque parece que no tiene más importancia que la estética, existen peligros. "Se trata de un trastorno psicológico relacionado con comportamientos obsesivo compulsivos", explica. "Pero, además de dar mala imagen es antihigiénico". Y es que en las manos y uñas puede haber más de 5.700 bacterias de 150 especies diferentes. Las personas que se las muerden se llevan esos patógenos a la boca.

Si eres de los que no pueden parar de mordisquearlas, quizá padeces de un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). La Asociación Americana de Psiquiatría lo ha tomado muy en serio y el hábito será incluido en el Manual de Diagnóstico Estadístico de Enfermedades Mentales como un TOC. Generalmente esta conducta comienza en la infancia, al llegar a la adolescencia aumenta hasta el 45 %, y en la época universitaria se reduce a un 25 % y en la adultez afecta a un 10 % de la población mundial, según estudios de la revista Enseñanza e Investigación en Psicología.

La onicofagia, ¿afecta sólo a los niños o también a los adultos?
Un 40% son adolescentes, un 30% niños y el resto adultos por lo que, evidentemente, es un hábito que se desarrolla con mayor frecuencia durante la infancia.
¿Qué consecuencias tiene?
Lo más grave es que se altera la anatomía natural de la uña y ésta puede cambiar su color, la forma, el tamaño o el grosor alterando así su función normal de proteger los dedos, facilitar la recogida de cosas o rascarse.
¿Afecta a otras partes del organismo?
Cuando te muerdes las uñas estás dañando la dentina de los dientes y el hábito de colocarlos en paralelo para poder morder mejor, puede afectar a la posición de la mandíbula. Además, por la cantidad de bacterias que tenemos en las manos puede ocasionar infecciones, herpes, verrugas e incluso alteraciones intestinales.
¿Tiene alguna implicación psicológica?
La Onicofagia afecta a la pérdida de autoestima, sobre todo en los adolescentes, ya que altera la imagen corporal y puede desembocar en ansiedad y depresión.
¿Cómo se puede tratar?
Mediante una terapia basada en el sistema de recompensa o, una terapia de aversión, que incluye un pequeño castigo.  

Comparte este artículo

publicidad
publicidad