publicidad
Bodas

El ramo: uno de los detalles más románticos

Es el elemento más característico de las novias. En primer lugar porque suele complementar el traje,
Diego Santacruz y Juan Manuel Vargas NOVIAS: De vuelta al romance, un ramo para cada prometida
Por: Redacción ALO

Ver galería: Propuestas de ramos.

Casarse al estilo de Grace Kelly está de moda. La tendencia hoy es copiar todos los detalles de esas bodas reales que nos hicieron suspirar y no hay mejor manera de darle un mood romántico y de ensueño a tu gran día que colmándolo de flores. “Nunca serán demasiadas, pues son las encargadas de darle vida y romanticismo al lugar”, asegura José Brandwayn, organizador de bodas. (Aquí puedes ver fotos de distintos ramos de novias)

¿Las que no pueden faltar?

Las rosas. ¡Sí!, no nos cansamos de ellas. Lo cierto es que aunque las vemos año con año, siguen siendo las flores por excelencia que representan la feminidad y rememoran la conquista. Actualmente las más usadas para los matrimonios son las blancas, fucsias, lilas y rosadas pálidas... Además estas flores espinadas tienen un valor agregado y es su fragancia dulce, que emana inocencia y ternura donde las pongas.

Sofisticación y lujo

La elegancia de los lirios siempre será una buena opción pues le aporta un look fresco y exótico a la decoración. Escógelos en tonalidades rosadas o los clásicos blancos para seguir la onda romántica. Otra alternativa muy chic son las hortensias, utilízalas en espacios abiertos en cualquiera de sus delicados tonos rosados, blancos o azules. Por su forma redonda son ideales para rellenar y se ven ¡divinas!

¿Dónde?

Todos los sitios son válidos: centros de mesa, asientos de los invitados, en la parte más alta de la carpa, el hall de la entrada y en toda la iglesia. ¡No olvides poner arreglos de flores en los baños! “Se trata de unos espacios importantes que algunas veces pasamos por alto, úsalos para aromatizar el ambiente. Para los centros de mesa, la tendencia es altos y frondosos, en tamaños superiores a los 58 centímetros, así tus invitados no quedarán escondidos tras ellos”, añade Cecilia Fischer, experta en diseño de flores, quien recomienda colores pasteles para las bodas citadinas y alegres para las campestres.

Destellos de color

Si prefieres los tonos más vivos, los tulipanes, por ejemplo, son una buena elección. Su gama de colores incluye rojos, lilas, rosados profundos y amarillos; por su precio, podrás surtirte lo suficiente para llenar de vida tu escenario nupcial.

¿Ya pensaste en tu buqué?

No lo dejes para el final pues es tan importante como tu vestido, será tu compañero camino al altar y aparecerá en muchas de tus fotos. El tamaño debe ser proporcional a tu estatura y el diseño y el color no tienen que ceñirse a la temática de la fiesta, ¡pero sí a tu personalidad! “Está volviendo la tendencia de los buqués en cascada, sin embargo las novias todavía los prefieren redondos; existen algunos con formas más inusuales, como cartera y sombrilla”, añade José Brandwayn.

Unos últimos consejos al momento de elegir tus flores: opta por los colores claros y alegres, pues los oscuros como morados o cafés son difíciles de combinar y no dan una buena sensación visual. Busca que tus flores sean de un tamaño apropiado para que resalten y no se vean opacadas por el follaje. ¡Un tip! “Elige aromas suaves y sutiles, pues los olores fuertes como el del nardo podrían provocar mareo en los invitados”, complementa Fischer. No olvides pensar en las bases, busca que estén en armonía con los arreglos y los resalten. Recuerda que eres completamente libre a la hora de elegir tus flores, lo importante es que representen tu personalidad y materialicen tu sueño de novia.

Comparte este artículo

publicidad
publicidad