publicidad
Entretenimiento

Andrés Suárez, “hay que morir cada día para ser mejor”

Su personaje del Doctor Garnica en la producción ‘Enfermeras’ tiene fascinadas a todas las televidentes. De los desafíos de ejercer su profesión en época de pandemia y de algunos aspectos de su vida personal hablamos en una entrevista muy íntima y cercana.
Andrés Suárez, “hay que morir cada día para ser mejor”
Por: Richard Moreno Castañeda

María Magdalena, El barón, La esclava blanca, Verdad oculta, La ley del corazón, El Joe, la leyenda, Juan Joyita, La quiero a morir, Padres e hijos son algunas de las producciones en las que el actor colombo-venezolano ha dejado una huella imborrable con personajes que se han robado el corazón de los colombianos. Se enamoró perdidamente de María Claudia Cueter, con quien lleva cerca de 8 años de feliz matrimonio, y fruto de su amor tienen a la hermosa Emma, quien le ha brindado los momentos más felices y emocionantes de su vida. En un año tan complejo como este, Andrés desarrolla su profesión con la misma pasión de siempre, pero con nuevos desafíos que asume con la entereza y la disciplina que siempre lo han caracterizado.


Te vemos en ‘Enfermeras’ interpretando al doctor Garnica. ¿Qué tal la experiencia con este nuevo personaje?
Todos los personajes traen cosas nuevas, retos muy grandes. Este trajo un reto que es la profesión como tal de médico y de director científico. Hay que estar muy bien parado en el set para todas las cosas que hay que asumir.
¿Qué tienes en común con el Dr. Garnica?
Muchas cosas; todos los personajes vienen de uno. Yo me baso en mí completamente, entonces puede ser lo responsable, lo ético, lo resistente, lo exigente y lo paciente. Todas esas cosas las tengo en común con Garnica.
¿Cómo fue retomar tu oficio como actor en época de pandemia?
Fue algo muy divertido; nosotros hicimos dos proyectos de pandemia: Confinados, que fue maravilloso y diferente grabando desde casa. Fue un reto grande porque estábamos detrás de la realización. También hicimos Enfermeras web, que fue muy chévere. Era difícil porque era grabarse bien y enviarlo.


Sabemos que te encanta cuidarte. ¿Cómo son tus rutinas por estos días de grabaciones de tiempo completo?
Para cuidarme hago algo que se llama ayuno intermitente, entonces tengo un intervalo entre la última comida del día anterior y mi desayuno. Trato de que sea un largo espacio de tiempo, por ahí de 14 horas, mínimo. También trato de no cenar muy tarde. Y cuando puedo, voy al gimnasio, eso es muy importante.
¿Cuál es el plan que más disfrutas en familia?
El plan que más disfruto es compartir con mi esposa y con Emma, nuestra bebé.
María Claudia Cueter es tu compañera de vida. ¿Qué es lo que más admiras de ella?
Admiro muchas cosas, una de ellas es su continua búsqueda de mejorar como persona. Es increíble. De mejorar como profesional también; ella es psicóloga y eso a su vez la mejora como ser humano. Ella es una gran profesora y terapeuta.
 

¿Cómo empezaste en la actuación? ¿Vocación o casualidad?
No creo en las casualidades, no creo que haya sido casualidad. El destino. Estaba predestinado para eso, pero llegó de imprevisto, yo no había planeado nada. Me hicieron un casting y quedé en Padres e hijos. Así fue, y cambió mi vida abruptamente.
¿Qué tipo de personajes te gustaría interpretar?
Personajes que uno vea en la calle; esos me encanta interpretarlos. Pero también me gustaría hacer una biografía, una bioserie, porque requiere un gran trabajo de investigación. Muchos personajes me agradan, sobre todo los que logran retarme.
¿Cómo te ves a ti mismo y cómo crees que has cambiado?
Yo trato de cambiar todos los días. Dijeron en una entrevista que uno debe morir todos los días para no parecerse tanto a uno mismo. Hay que morir cada día, cambiar para mejorar, para aprender, sanar y ser mejor persona. Yo me veo muy bien y con mi vida estoy muy agradecido con Dios. Hago lo que me gusta y tengo una familia maravillosa. Esto es un aprendizaje continuo, esto es de largo aliento.


¿Cuál es la situación que te causa más miedo?
Creo que el miedo más grande que tengo es a la muerte, pero no tanto a la mía, sino a la de mis seres queridos.
¿Qué crees que es lo más complejo y qué lo más placentero de tu carrera?
Lo más complejo es depender, ya que esta es una carrera incierta, con muchos altibajos. Lo más divertido es ir a trabajar todos los días. Es un reto diario estar presente y que le sucedan cosas a ese personaje… es un reto, pero es lo más divertido.
Siempre existe alguien que nos inspira. ¿A quién o a quiénes admiras en tu profesión?
En Colombia, a Juan Sebastián Calero; es un actor con mucha fuerza. Ese tipo es increíble de verdad. Yo lo comparo, en el mismo nivel, con Al Pacino y Daniel Day-Lewis. Y como director, a Víctor Gaviria. Me encanta.
¿Cómo visualizas este 2021?
No sé si sea positivo, pero me gusta tener una buena cara ante la vida, buena cara ante los momentos duros. Espero que este año no sea tan duro. Lo que hago es ponerle fe, esperanza y fuerza para vivir cada día como si no hubiese un mañana.   

Comparte este artículo

publicidad
publicidad