publicidad
Entretenimiento

"Es de humanos equivocarse", Catalina Maya

Con una sinceridad infinita en cada una de sus palabras, Cata nos habla desde el corazón en esta entrevista. La antioqueña está cansada de las palabras fuertes y de las críticas por el supuesto complot en el que se vio inmersa en el reality MasterChef Celebrity.
Andrés Oyuela "Es de humanos equivocarse", Catalina Maya
Por: Sandra Paola Real

Desde que tiene uso de razón, Catalina Maya nunca ha ambicionado tener una vida perfecta, es más, siempre ha temido convertirse en una mujer psicorrígida. Consciente de sus limitaciones, también de sus talentos y dueña de una belleza única, a sus 41 años se ha caracterizado por su personalidad generosa y sin máscaras: “Digo las cosas como las voy sintiendo, sin pensarlas mucho, y por eso es que a veces he terminado embarrándola tanto”, revela. Frente a ella, nos encontramos con una mujer sin filtros —de ahí que muchos critiquen sus comentarios desparpajados y escuetos durante las emisiones del reality de cocina al que retornó luego de ganar un desafío de ‘repechaje’—. Ella ha intentado desmarcarse de los estereotipos, hacerse la de los oídos sordos frente a sus detractores, pues hasta han llegado a tildarla de corrupta, le han hecho memes y enviado mensajes muy fuertes en sus redes sociales por, supuestamente, haber armado un complot para sacar a sus competidores.

Sus deseos y frustraciones, sus errores y también sus aciertos salen a flote en esta charla, un ejercicio de reflexión muy sincero. Catalina no ha pretendido nada diferente a ser ella misma en cada una de las emisiones, pero lamentablemente la edición del programa no le ha favorecido. Reconoce que sus necesidades son importantes, se acepta tal cual es sin aspirar a la perfección y su personalidad se sustenta, luego de generar tanto revuelo en el reality MasterChef Celebrity, en la aceptación; no en la imposición ni el egocentrismo, pero tampoco en la culpabilidad.

 

¿Qué tanto de personaje y qué tanto de ti hay en la Catalina que vemos en la TV?
La verdad es que me ha dejado bastante impresionada, porque mucho de lo que se ve en la televisión no es más que información tergiversada. A uno le preguntan cositas que ocurren a lo largo del programa y uno responde con la verdad, era yo expresando mi sentir. Pero claro que la edición que han utilizado en cada respuesta es de no creer.
Este fin de semana en particular se generó un revuelo por lo que ocurrió en Cali. ¿Qué pasó en realidad?
A muchos de nosotros nos toma por sorpresa cuando el programa sale al aire porque nunca sabemos ni nos comparten el resultado final. Y es más que claro que la edición juega un papel esencial en el hilo conductor y la historia que se cuenta. Algunas veces una cosa es lo que se ve y otra lo que sucede realmente. Se trata de un juego, un concurso en el que todos desde el día uno anhelamos ganar, donde debe de existir una estrategia, porque, al fin y al cabo, vamos a competir. Pero nunca lo que los concursantes hacen es con una mala intención ni mucho menos con las ganas de dañar o lastimar a un compañero. No hay maldad… como mucha gente lo ha visto…

Te acusaron de apagar los fogones... ¿Te arrepientes de algo?
Sí, me arrepiento de haber intentado salvar a mis compañeras y de haber generado una estrategia para favorecerlas, pero mi intención nunca fue apagar fogones, ni nada de eso; no hay imágenes que lo muestren y lo evidencien. Somos cuatro mujeres, nos la llevamos muy bien y dijimos eran dos equipos, pero nunca hice nada malo en contra de mi equipo.
¿Por qué crees que intentaron hacerlo ver así?
No lo sé, pero yo ya estoy muy grande para algo así; nunca llegué a ese programa con esa intención. Muchas de las situaciones y roles que la gente ve en televisión están sumamente alejadas de la realidad, y desde el fondo de mi corazón quiero decirles a todos los televidentes que Catalina Maya es una mujer competitiva, sí, pero también es una buena amiga, una colombiana que se le mide a todo, guerrera, culebrera, mamá, hija, esposa y buena colega. Es una mujer que llora, que ríe, que acepta sus errores y sabe bajar la cabeza cuando comete errores. Y si algo la caracteriza es ese compañerismo genuino y amor por darle la mano a quien lo necesite.
 
La entrevista completa en la edición impresa de Revista ALÓ...

Comparte este artículo

publicidad
publicidad