publicidad
Entretenimiento

Laura Acuña, una mujer arrolladora

"El equilibrio interior es clave para alcanzar la belleza exterior. Con el equilibrio viene la madurez y la confianza", asegura la presentadora santandereana con quien celebramos sus primeros 15 años de carrera en televisión.
Laura Acuña, una mujer arrolladora
Por: Sandra Paola Real

"Mira la luz y cómo se proyecta”. “Y si jugamos un poco con la sombra…” “Hagamos otra toma caminando hacia allá”. “Esta foto refleja paz”. Estas son frases que uno espera de un director de arte o de un fotógrafo, no de una modelo. Pero cuando el personaje en cuestión es Laura Acuña, ella es quien está a cargo. La bellísima santandereana, uno de los rostros más bonitos de la pantalla chica, cumple 15 años en la televisión y hoy celebramos este aniversario en República Dominicana, en el espectacular hotel Hard Rock Punta Cana. Se nota que Laura es santandereana por su carácter frentero y su tono recio. Pero también por su físico. Tiene curvas y una silueta perfectas y unas piernas interminables que se acentúan con los trajes de baño elegidos para esta sesión fotográfica que realizamos en uno de los mejores hoteles, todo incluido, del Caribe.
Ella opina y sugiere a la hora de elegir la mejor toma. “Una foto es una colaboración de varias personas donde todos vemos juntos cómo hacerlo mejor”, dice Laura mientras reacomoda sus piernas y desordena un poco su pelo. Sonríe con Iety, la maquilladora; hace chistes con Leo, el productor de moda y su amigo, y le habla con la mirada a Giorgio, su fotógrafo de cabecera.

El público la conoció en el 2005 en el programa Muy buenos días y hoy es considerada una de las presentadoras más destacadas y una de las mujeres más bellas del país; además, cuenta con su propio formato, La sala de Laura Acuña, y la vemos todas las noches conduciendo La voz kids y ahora La voz senior. Todos estos títulos y responsabilidades harían que cualquier persona perdiera el foco, pero ella parece mantener los pies en la tierra. “Poder para mí no es dinero; poder es autoconocimiento. Es abrir la conciencia. Eso me hace sentir empoderada”, señala Laura, quien cumplió 39 años en junio, y confiesa que adora sentir la suave arena de la playa en sus pies.


De acuerdo con sus cercanos, ella sigue siendo la misma chica tranquila que salió de su ciudad para cumplir sus sueños. Casada con el gemólogo Rodrigo Kling desde el 2010 y madre de dos niños, Helena y Nicolás, quienes le cambiaron la vida para siempre, Laura divide su día entre su familia y su carrera, la cual sigue con fuerza. Para ella, balancear todo es una suerte de constante baile donde debe estar siempre reacomodándose. La paz que transmite en estas fotografías es una forma rápida de entender toda su filosofía vital, una que se traduce en su amor por la naturaleza y un modo de vida más sencillo de lo que podríamos imaginar, en el que su familia es, según admite, su motor y núcleo. Desde sus secretos para alcanzar ese equilibrio que transmite, hasta sus trucos imprescindibles para el cuidado de la piel, hablamos con Laura Acuña sobre todo aquello que la ha hecho ser quien es hoy.

Cuéntanos sobre tu llegada a Caracol.
Mi regreso a la televisión es un proyecto que desde ya hace un tiempo venía anhelando. Y con lo que me topé es exactamente lo que quería hacer. La voz kids fue definitivamente el mejor proyecto que se pudo cruzar en mi camino. Tiene las dos cosas que más amo en la vida: los niños y la música. Y La voz senior me ha hecho igual de feliz; compartir con todos los adultos mayores y escucharlos cantar y verlos brillar en el escenario no tiene nombre. Ha sido de los regalos más lindos recibir estas dos propuestas justo mes y medio después de haber decidido empezar mi propio proyecto en Youtube, ‘La sala de Laura Acuña’. Dios sabe cómo hace sus cosas y la vida se encarga de llevarte por el mejor camino posible. Me siento sumamente agradecida con todo lo que me ha sucedido profesionalmente.

¿Cómo ha sido asumir la conducción de La voz?
Ha sido retador. Con todo mi equipo de trabajo he podido aprender cosas que no tenía presentes y que desconocía, a pesar de haber estado 15 años en la televisión. El tener que ser consciente de las cámaras y al mismo tiempo comunicar, aprender a manejar el cuerpo, dirigirme al público y que ellos me perciban cercana, lidiar con las emociones que el momento desencadena en mí y tratar a todos estos talentosos artistas, ha sido un reto inimaginable, pero que me lo he gozado como ningún otro. Son todas cosas que antes no había experimentado, pero me alegra aprender.
Cuéntanos sobre el día a día en las grabaciones de este programa, primero con los niños y ahora con los adultos, en el show…
Las grabaciones empiezan a las 7 de la mañana. Todos los equipos deben ensayar sus presentaciones antes del show, así que mientras eso sucede, yo estudio los libretos y junto con mi equipo les dedicamos unas buenas horas al maquillaje y al styling para así sacar los mejores resultados posibles. Luego, les damos paso a las presentaciones y ahí es donde realmente comienza la diversión y el disfrute absoluto; esa ruleta de emociones y sentimientos a flor de piel que ustedes ven al aire, acompañada, claro, de un talento colombiano despampanante.
 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad