publicidad
Entretenimiento

Natalia Reyes será mamá

Durante más de dos décadas ha conquistado las pantallas coronándose como una de las actrices colombianas más relevantes. Hoy, se estrena en Revista ALÓ como nunca antes la habíamos visto: embarazada de su primera hija.
Andrés Espinosa Natalia Reyes será mamá
Por: Sandra Paola Real

Natalia Reyes no puede evitar que la sonrisa, su marca entrañable, se le agrande hasta achinarle los ojos cuando habla de su embarazo y de la llegada de su bebita. Debutar en el universo de la maternidad la tiene muy, muy, muy feliz. “Ser madre es una decisión muy importante, quizá la más relevante de la vida, sumada a una enorme responsabilidad, y creo que hay que ser muy consciente y realista antes de tomarla”, asegura la actriz bogotana, quien confiesa que su hija, a quien aún no le ha escogido nombre, llega en el momento perfecto. Nati (Bogotá, 1987) es una de las actrices colombianas más reconocidas y tal vez la que más ha trascendido fronteras gracias a su talento. Pero sin importar su éxito, ella sigue teniendo el mismo trato cercano y amoroso de sus inicios. Cuando entra por la puerta de la locación, una cálida cabaña ubicada en La Calera, el equipo se lanza a abrazarla… perdón: a saludarla con el codo (¡la pandemia!). El cariño es evidente. Sin embargo, ella tiene una novedad preponderante: en septiembre será madre por primera vez, y aunque ha posado de mil y una formas a lo largo de su carrera, esta es la primera vez que lo hace embarazada, y se ve tan plácida en su cuerpo maternal que nos contagia su plenitud.


Su experiencia laboral, sobra decirlo, es fabulosa. Empezó siendo actriz muy pequeña, en el colegio, también cantando, después vinieron sus novelas, sus películas, su salto al mercado hollywoodense y europeo. ¿Diría que ha sido fácil? “Si lo miro ahora, pienso que no. Se necesitan muchas cosas, pero hay que estar en el lugar y en el momento adecuados, y yo he tenido mucha suerte al poder romper estereotipos”, confiesa. Ahora celebra bajo la magnitud del gran momento que vive: su maternidad. “Lo habíamos comentado con JuanPe, era algo que se avecinaba en algún momento y lo dejamos al destino ¡y aquí estoy…!”, cuenta acariciando su redondita panza.

De momento, prefiere no darle vueltas al futuro ni pensar en cómo compaginará su trabajo como actriz con su labor de mamá y esposa, pero tiene claro que no dejará su gran pasión, que es la actuación. “Hay que organizarse, pero cuento con el apoyo de mi esposo, un hombre sumamente dulce y paternal. Menos mal la mentalidad ha cambiado, ¿no? La industria ha aprendido a normalizar la maternidad y viajaremos por el mundo con nuestra bebé”, sentencia. Su actitud, sonriente y optimista durante toda la jornada de fotos, reafirma sus respuestas. ¿Se nota que estás disfrutando tu embarazo? “Mucho. Sobre todo al verme frente al espejo y admirar con tanto amor mi nueva anatomía: mis tetas con las que alimentaré a mi hija, mis caderas, mi barriga inmensa… Las largas siestas justificadas (se ríe con cierta complicidad) y la emoción cada vez que pienso que voy a ser madre de una niña. Eso me parece mágico”.


¿Cómo te has sentido en estos días tan enrarecidos por la situación social tan complicada que estamos viviendo?
Es imposible ignorar lo que está pasando... Creo que todos tenemos esa sensación de confusión y de dolor y el no saber qué hacer. Yo realmente estoy en un momento de impotencia porque obviamente siento que el embarazo me pone en una situación de fragilidad. Sin embargo, creo en el debate, y aunque uno puede estar en desacuerdo con cosas, la movilización social es muy importante…
Se nota en tus posteos que te duele mucho toda esta locura…
Me conflictúa mucho el pensar en el dolor de la gente, en el descontento que hay a nivel social, en todos los vacíos que se sienten en el país en temas como la educación, la salud o a nivel cultural. Debido a la pandemia y a una economía sumamente golpeada, estamos fregados económicamente, entonces ver todo ese sufrimiento de la población es real, esa rabia alrededor es cierta, me duele mucho.

Sin embargo, también está esta buena noticia de tu bebé. Una luz que ilumina el panorama.
Sí, creo que estoy en esa dualidad. Obviamente, estoy absolutamente feliz por lo que estoy viviendo, disfrutando esta etapa de mi vida, el de verdad sentir que esta ha sido una decisión consciente, que estamos preparados… De alguna manera siento que este es el momento de mi vida donde realmente podía tener un hijo, dedicarme a esto. Es una maternidad decidida y realmente siento que estamos con Juan Pedro preparados para asumir esto que también es una aventura gigante… pero sí, obviamente duele, y mucho, lo que está pasando en el país.

 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad