publicidad
Moda y Belleza

¡A ordenar el closet se dijo!

¿Cuántas veces has pensado que “no tienes nada que usar” a pesar de que tu armario se encuentra lleno? Esto seguramente es debido al desorden. Por eso te damos algunos tips para que le des un nuevo aire a este espacio y logres armar looks sencillos en segundos
¡A ordenar el closet se dijo!
Por: Redacción ALO.co

La cuarentena nos está dando tiempo para hacer cosas que antes no podíamos como aprender a pintar, a cocinar, a bailar, etc., pero otros muchos también lo están aprovechando para organizar sus casas y poner en orden sus armarios. Siguiendo las instrucciones de Marie Kondo, la famosa consultora de organización japonesa y autora del libro La magia del orden, te compartimos algunas de sus pautas para aprender a organizar, reciclar y guardar toda la ropa y los accesorios.Pese a que hace días no salimos de casa, seguramente te ha sido complicado elegir el outfit diario, así se trate de pantalones amplios y cómodos combinados con ese saco de lana livianito o el hoodie que adoras. ¿La razón? El desorden de tu clóset no te permite ser creativa al momento de combinar las prendas, ni optimizar tiempo en esta tarea. “Pocas veces nos tomamos el tiempo de revisar el ropero para saber qué tenemos y qué necesitamos reemplazar. Además, existe un desconocimiento sobre cómo acomodar este espacio, por dónde empezar, cómo doblar las piezas, etc.”, asegura Beatriz Restrepo, especialista en organización de clósets y creadora de Mamá organiza by Beatriz Restrepo.


Por eso, a continuación te damos algunas pistas para salir victoriosa en esta tarea.
Los ganchos son importantes. Podríamos apostar que si en este momento nos asomamos a tu clóset, todos o la gran mayoría de los ganchos serán aquellos de metal que te entregan en la lavandería. Seguramente piensas que no tienen nada de malo, pero te tenemos malas noticias, ya que esos ganchos no solamente lucen ma en este espacio, sino que pueden dañar tu ropa. Por eso te recomendamos que inviertas en un set de ganchos gruesos de madera, en terciopelo o en plástico; que además de ser delgados y ligeros, harán que tu closet luzca uniforme y organizado mientras que cuidan tus prendas. Eso sí, para aquellas piezas más delicadas o especiales, como un vestido de seda o una camisa en encaje, busca ganchos que cuiden sus cualidades particulares.

Instala luz. El simple hecho de asomarte a tu clóset por las mañanas y no poder ver nada es terrible, por eso instala algo de luz dentro del mismo.
Optimiza el espacio al máximo. Si no tienes la fortuna de poseer un espacio amplio, sino todo lo contrario, te recomendamos que aprendas a usar el poco metraje que tienes disponible. Incluso en la parte más alta, puedes guardar abrigos y artículos que no uses muy seguido. De la misma forma, usa el espacio que queda entre tu ropa y el piso para meter cajoneras o guardar tus zapatos. También puedes optimizar el interior de las puertas para colgar racks que te permitan colgar tus bolsos, carteras o accesorios.
Separa. Uno de los mejores trucos para que siempre encuentres lo que estás buscando es que acomodes tus prendas por categorías. Por ejemplo: faldas, pantalones, blusas, sacos, vestidos, etc.
Divide por colores. Uno de los trucos que propone Marie Kondo es guardar tus prendas agrupadas por colores, del más oscuro al más claro, de modo que las prendas más oscuras y pesadas te queden a la izquierda, y las más claras y ligeras a la derecha. Así resulta mucho más ligero visualmente, te da mayor sensación de orden, y encuentras lo que buscas y con qué combinarlo mucho más rápidamente.
Zapatos. ¡No los dejes arrumados en la esquina de tu clóset! Compra cajas transparentes en las que puedas ir acomodando cada uno de tus pares y posteriormente apilando las mismas. De esta forma siempre podrás ver qué par contiene cada caja y mantendrás tu precioso calzado en las mejores condiciones.

Cuida. Es muy importante que sepas qué piezas requieren cuidados especiales. Por ejemplo, siempre coloca dentro de tus botas rellenos para evitar que se deformen; nunca cuelgues prendas de tejidos pesados ya que pueden desfigurarse, no dobles tus brassieres, etcétera. Recuerda que no solamente se trata de mantener todo organizado y a la mano, sino también de cuidar los textiles.
Divide. La mejor manera de mantener organizada la ropa interior, es acomodarla en un cajón exclusivo o en separadores.
Dobla la ropa en tres pliegues. Es e l famoso truco de Marie Kondo para que la ropa quede a la vista, se arrugue menos y sea más fácil cogerla sin desordenar el resto de prendas. Solo tienes que doblarla en tres pliegues y guardarla en forma vertical.
Gran aroma. Añade pequeños sachets de tu aroma favorito. De esta manera mantendrás tus prendas aromatizadas.  

Comparte este artículo

publicidad
publicidad