publicidad
Zona Gourmet

Burrata: un manjar italiano que adorarás

Es un queso fresco que se elabora con pasta hilada. Se presenta en forma de bola y su interior es cremoso, llamado stracciatella. con Su delicioso sabor y su textura liviana, es el favorito de muchos. Dos opciones apetitosas para preparar en casa.
Burrata: un manjar italiano que adorarás
Por: Redacción ALO.co

Gracias a su sabor, textura y aspecto... La burrata es sencillamente deliciosa. Pero, ¿qué es? Es un queso fresco elaborado con leche de vaca de pasta hilada, que se caracteriza por tener una consistencia suave, poca maduración y un color blanco brillante. Oriundo Puglia, al sur de Italia, su nombre se debe a la similitud con el “burro”, o mantequilla en italiano, por su textura.Se dice que Lorenzo Bianchino fue su creador en el año 1956. Durante una nevada se le ocurrió una forma de transportar los lácteos: introducirlos dentro de una capa protectora realizada a base de mozzarella. Así la straciatella (relleno cremoso) se conservaría protegida del frío y aguantaría el recorrido. Fruto de esta idea nace uno de los quesos más populares. ¡Una auténtica maravilla!
 

Burrata al horno
Porciones: 1 persona

Tiempo de preparación: 7 minutos
Ingredientes:
120 g de mozzarella de búfala
3 champiñones cortados en julianas
½ berenjena cortada en media luna
½ tomate confitado
Salsa pesto al gusto
Reducción de balsámico
Hojas de albahaca frescas
Preparación:
En el centro del plato arma una camita de champiñones salteados, las berenjenas asadas y encima coloca la mozzarella (previamente horneada de 3 a 4 minutos). Agrega salsa pesto, decora con tomates confitados y termina con un poco más de pesto, una reducción de balsámico y hojitas de albahaca.

Burrata frita con tomates confitados y rúgula
porciones:
6 personas

Tiempo de preparación: 25 minutos
Ingredientes:
2 burratas
3 huevos
Pan rallado
Albahaca fresca
Pétalos de tomate
4 tomates pera,
2 cucharadas de azúcar morena o de panela rallada
Tomillo
Pimienta negra
Sal
Aceite de oliva Virgen Extra.
Preparación
1. Pétalos de tomate: pelar el tomate, cortarlo en cuatro y desechar las semillas. Disponerlo en una bandeja de horno con un fondo de aceite, salpimentarlo y añadir el azúcar morena o la panela, el tomillo, la sal y la pimienta negra. Hornearlo 45 minutos a 160º C. Retirarlo de la fuente con cuidado.
2. Burrata: escurrir el queso de su suero y secarlo con cuidado con papel de cocina. Pasarlo por huevo batido, y pan rallado. Repetir la operación. Dejarlo secar unos minutos, mientras se calienta el aceite donde se va a freír. Freír la burrata y servirla recién hecha sobre una cama de pétalos de tomate. Decorar con un poco de hojas de rúgula.
Nuestro truco:
Para freír la burrata es mejor utilizar un sartén pequeño profundo, así no hay que darle la vuelta.
Conservación
Una vez frita, la burrata es de consumo inmediato. No admite congelación. Los pétalos se conservan tres días en nevera sumergidos en su propio aceite. 

Comparte este artículo

publicidad
publicidad